Primeras valoraciones políticas sobre la feria de Tomelloso

Carlos Moreno Tomelloso

Aunque será más adelante cuando los grupos políticos valoren más detenidamente las Ferias y Fiestas de Tomelloso, ayer, en las bambalinas de la Fiesta de las Letras, el alcalde en funciones, Francisco José Barato, y los portavoces del resto de grupos emitieron ya un primer análisis.

Barato destacó el desarrollo de una feria “muy intensa, con numerosas actividades, con muchos momentos de convivencia entre los vecinos que, de forma masiva, se han echado a la calle para disfrutar de la programación”. El alcalde en funciones destacó “la inestimable colaboración de colectivos y asociaciones para que hayamos podido tener una feria de Tomelloso que ha estado a la altura que le corresponde, tanto a nivel cultural, como de actuaciones musicales, espectáculos taurinos, actividades infantiles y deportivas o la Muestra Agroalimentaria que ha sido un éxito, yendo de la mano con las empresas del sector, para que sus productos tengan el mejor escaparate posible”. Finalmente Barato elogió el contenido y desarrollo de los actos institucionales como el de la Entrega de Viñadores o la Fiesta de las Letras “que fueron realmente brillantes”, y agradeció la labor de los trabajadores del Ayuntamiento y los efectivos de los Cuerpos de Seguridad “para que todo haya salido de la mejor manera posible”.

Una versión totalmente opuesta ofreció el portavoz del Grupo Popular, Javier Navarro, que felicitó a las asociaciones de la ciudad por sus aportaciones y éxitos cosechados durante la feria, “tanto por la participación como la calidad” y valoró el esfuerzo de las empresas que participaron en la Muestra Agroalimentario, Mercadillo Tradicional o la Fiesta del Vino. Sin embargo criticó la actuación del Equipo de Gobierno “que se ha empeñado en llevar el grueso de las actividades de la feria al fin de semana y muchos vecinos tuvieron la sensación de que las fiestas se acabaron a partir del lunes”. Navarro lamentó igualmente “la menor afluencia a un acto tan importante y emotivo como el Día del Ausente. Si se hubiese contado con las peñas de tomelloseros que hay en Alicante y Madrid la participación hubiese sido mucho mayor”. Otras de las críticas de Navarro a la feria fueron el “nulo mantenimiento a la Plaza de Toros y la errónea ubicación de la Muestra Agroalimentaria que ha tenido muy poco público. El modelo de feria del Partido Socialista es totalmente erróneo y nefasto, esperamos que en el año 2019 pueda volver a tener ese sello que la hacía ser una de las más importantes de la región”.

La portavoz de Ciudadanos, Cortes Cano, se alegraba de que “durante las fiestas no haya ha habido incidentes de consideración” valoró la oferta de actividades “para todos los públicos, desde primera hora de la mañana a altas horas de la noche. Nuestro balance es positivo, aunque hay aspectos concretos y detalles que se pueden mejorar y corregir, como ya explicaremos en una rueda de prensa”.

Rafael Quesada, de Izquierda Unida, felicitó a los trabajadores del Ayuntamiento por su “titánica labor” y en su balance pesaron más los aspectos positivos que los negativos. “Los conciertos, que son parte fundamental de la programación, han sido bastante buenos y hay otras cosas que se pueden mejor, pero en líneas generales la fiestas han estado bastante bien”.

En su análisis, el concejal de UPyD, Álvaro Rubio, destacó “las numerosas actividades, la mayoría de ellas preparadas con mucha diligencia y mimo. Creo que los conciertos del Tomellosound y los espectáculos de la Plaza han tenido una masiva afluencia, la oferta deportiva ha sido variada, en el plano cultural hay que destacar una gran Fiesta de las Letras con un gran mantenedor y luego hemos podido disfrutar de una Muestra Agroalimentaria ampliada. Ha sido una feria muy completa”. Rubio reconoció que “se podría plantear separar la temática agroalimentaria en una fecha distinta a la de la feria, porque muchas veces los actos coinciden en hora y como el público se divide la afluencia es menor”.