Las obras para construir la nueva rotonda del Peral comenzarán a finales de primavera

Maite Guerrero-Noemí Velasco Valdepeñas
Diseño de la nueva glorieta en la carretera CM-3109 entre Arroyo del Peral y Valdepeñas / Lanza

Diseño de la nueva glorieta en la carretera CM-3109 entre Arroyo del Peral y Valdepeñas / Lanza

El proyecto para eliminar el último “punto negro” de Valdepeñas está en proceso de adjudicación

Está previsto que las obras para construir la nueva rotonda del Peral, concretamente en la carretera CM-3109 entre el Arroyo del Peral y Valdepeñas, comiencen a finales de primavera, tal y como han manifestado a Lanzadigital desde el gobierno regional. El proyecto para eliminar el último “punto negro” de Valdepeñas está actualmente en proceso de adjudicación.

La inversión prevista por la Consejería de Fomento es de 392.666 euros.

El alcalde de la ciudad, Jesús Martín, agradeció al gobierno de Castilla-La Mancha su “sensibilidad” a la hora de atender esta demanda para obtener una mayor seguridad, puesto que la visibilidad es escasa en la zona pese a la elevada intensidad de tráfico, lo que genera un tramo de gran potencial de peligrosidad.

La rotonda incluirá ramales y una reordenación de los accesos existentes. Habrá una entrada y una salida única a través de la rotonda para todos los vehículos que vayan o vengan desde La Solana, Membrilla o Valdepeñas, y se quitará el acceso “ciego” de la esquina del restaurante “El Tigre”. Con la nueva planificación de la circulación, la Junta reforzará la seguridad en una intersección con visibilidad “escasa”, pese a la intensidad del tráfico rodado. Este tramo se ha cobrado varias víctimas en los últimos años.

La zona del Peral de Valdepeñas donde irá la nueva glorieta / Lanza

La zona del Peral de Valdepeñas donde irá la nueva glorieta / Lanza

El proceso para la construcción de la rotonda ha sido lento hasta concluir con la planificación, la expropiación del suelo a los particulares y la publicación de la convocatoria. El plazo para la ejecución de la rotonda marcado por el DOCM es de un año.

En la zona se concentran varias urbanizaciones residenciales, así como el establecimiento de restauración y zonas de recreo.

El Ayuntamiento de Valdepeñas ha realizado importantes inversiones para la revitalización del paraje de El Peral en los últimos años, que ha incluido nuevas zonas verdes y la recuperación del vaso de la Casa del Cura Rabadán.