Irene Ruiz: “En Villarta hemos vivido momentos de tristeza por el coronavirus, pero hemos sabido salir adelante”

J. M. Izquierdo Ciudad Real
Irene Ruiz, alcaldesa de Villarta de San Juan /Lanza

Irene Ruiz, alcaldesa de Villarta de San Juan /Lanza

La alcaldesa de Villarta de San Juan, Irene Ruiz, asegura que los 2.800 vecinos del pueblo han cumplido las normas por la crisis del coronavirus y han sabido adaptarse a la evolución en estos casi tres meses. Reconoce que se han vivido momentos de “tristeza”, pero que “han sabido salir adelante”.

La alcaldesa de Villarta de San Juan, Irene Ruiz, asegura que la localidad, de unos 2.800 habitantes, ha pasado unos “momentos complicados” en los casi tres meses que se van cumpliendo de crisis sanitaria por el coronavirus, pero añade que “poco a poco, se va viendo la luz al final del túnel, como en todos los sitios”.

En declaraciones a Lanzadigital.com, la alcaldesa señala que, durante todo este tiempo, la población se ha “tenido que ir adaptando a las medidas que se han ido tomando por las autoridades sanitarias para salvaguardar nuestra salud”.

Indica que la mayoría de los vecinos “han tenido un comportamiento ejemplar y han aceptado muy bien todas las medidas que desde el Ayuntamiento hemos ido tomando”.

“Es verdad –agrega- que en ese avance en las fases de desescalada estamos un poco más ilusionados y positivos, pero desde el Ayuntamiento siempre seguimos recomendando seguir siendo prudentes y tener responsabilidad ciudadana, porque está en nuestras manos que esto vaya mejor”.

Ruiz recuerda que en el primer mes de la crisis sanitaria fue cuando en Villarta de San Juan “hubo peores noticias” sobre la incidencia de la enfermedad, con algunos fallecimientos. “Fue –dice- la etapa más complicada, porque, al final, todos nos conocemos y las pérdidas se sienten muy profundamente, dado que si no es tu vecino, es algún familiar, en fin…”.

“La verdad –explica- es que se vivieron momentos de tristeza, porque no puede ser de otra forma, pero hemos sabido salir adelante: Villarta es un pueblo que se repone ante las desgracias de la mejor manera posible y en ello estamos. Ahora se percibe otro tipo de ambiente”.

La alcaldesa muestra su satisfacción porque en la vivienda tutelada de mayores no haya habido ningún problema relacionado con la enfermedad entre sus usuarios. “Son personas –cuenta- que han estado siempre sanas, no ha habido ningún caso y eso nos tranquilizaba”.

Limpieza

La alcaldesa de Villarta de San Juan señala que los trabajos de limpieza y desinfección en el pueblo se pusieron en marcha desde el principio de la pandemia, trabajos que se han venido realizando con la colaboración de los agricultores “que han estado a nuestra disposición desde el primer momento”.

Ese trabajo se sigue haciendo hoy en día porque, dice la alcaldesa, “creemos que es una necesidad seguir  con esos trabajos, los agricultores siguen estando disponibles, con lo cual, todo es más fácil  a la hora de organizarse”.

El principio de la pandemia, agrega, la limpieza se hacía cada 72 horas, ahora, con le evolución de la situación se está llevando a cabo una vez a la semana, si bien en las zonas más concurridas “se está desinfectando casi a diario con personal propio del Ayuntamiento”.

En esta labor de limpieza, Ruiz también destaca la colaboración de los vecinos, que han guardado sus coches en sus garajes y han mantenido aisladas sus viviendas, cerrando puertas y ventanas.

También se  sigue contando con la colaboración de Geacam y de patrullas de la Diputación, que han colaborado en la desinfección del cementerio, centro de salud o la vivienda tutelada de mayores.

En otro orden de cosas, la alcaldesa hace referencia a la visita que hicieron al pueblo militares de la Base de Almagro, que realizaron labores de información a la ciudadanía lo que hace decir a la alcaldesa que “nos hemos sentido muy arropados”.

Además, una empresa local, Symaga, ha donado una máquina de ozono, a la que se sumó otra comprada por el Ayuntamiento, las cuales se están facilitando a todos los comercios y locales que estén abiertos para que puedan ser desinfectados. También ha agradecido las donaciones de otras empresas locales y vecinos de la localidad que están colaborando con el Ayuntamiento “para salir de esta situación lo mejor posible”.

Protección

Con respecto a los elementos de protección, Ruiz señala que, desde el principio, un grupo de costureras voluntarias se pusieron a disposición del Ayuntamiento para coser mascarillas que, a su juicio, han hecho un trabajo admirable y a las que estaremos eternamente agradecidas”.

Este trabajo, explica, ha servicio para entregar mascarillas a toda la población que se entregaban a los vecinos hasta que se organizó una entrega a domicilio. “En eso no hemos tenido problemas”, resume.

Ayuntamiento

En el funcionamiento del Ayuntamiento, la alcaldesa asegura que su planteamiento era que “pese a que pasaba lo que estaba pasando, los vecinos no se sintieran desamparados, que supieran dónde ir en caso de que tuvieran alguna emergencia”.

El Ayuntamiento, dice, ha estado a puerta cerrada, pero los funcionarios trabajaban en turnos y unos trabajaban desde el propio Ayuntamiento y otros desde casa.

Esto ha sido así hasta esta semana, añade, que se han ido incorporando todos “poco a poco” hasta que se abra al público “con cita previa” y con las “mejores condiciones de protección posibles”.

Primer mandato

Irene Ruiz tenía ya experiencia como concejal en la oposición, pero accedió al cargo de alcaldesa tras las elecciones del año pasado,  y ante la experiencia de encontrarse una situación como la crisis  sanitaria del coronavirus, comenta que ni ella ni ningún concejal del equipo de Gobierno “nos hubiéramos imaginado tener que lidiar con algo tan grave”.

“Es verdad –asevera- que una vez tomada la decisión de meterse en esto, tienes que saber que va a haber cosas agradables de llevar a cabo y otras que no lo sean y, en este caso, nos ha tocado gestionar algo que nunca hubiéramos imaginado, pero creo que la gestión ha sido positiva y nosotros estamos dando todo lo que podemos dar de sí”.