Fernández define el pacto con Podemos como “radical” para seguir recuperando la región

Lanza Toledo
Blanca Fernández, portavoz del PSOE en las Cortes regionales / Lanza

Blanca Fernández, portavoz del PSOE en las Cortes regionales / Lanza

La portavoz del PSOE en las Cortes regionales asegura que el PP está “rabioso” porque se esté dando la vuelta a la nefasta gestión económica y social que realizaron durante su gobierno. “Encima de destrozar la sanidad, la educación y los servicios sociales, no cumplieron ningún año con el déficit y duplicaron la deuda”, dice

La portavoz del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, asegura en un comunicado  que “efectivamente los presupuestos que se aprobarán este año van a ser unos presupuestos radicalmente diferentes a los que hacía Cospedal durante sus cuatro años”.

Según dice el pacto que se ha alcanzado con Podemos para aprobar las cuentas públicas de 2017, “es un un pacto que va a ser radical en seguir trabajando por recuperar la región de los brutales recortes y el mucho sufrimiento que trajo Cospedal a nuestra región”.

Fernández ha insistido en la idea de “radical para seguir reconstruyendo la sanidad, la educación y los servicios sociales públicos, para seguir creando empleo, recuperando nuestra economía y dar una oportunidad a todos los ciudadanos que fueron olvidados por el anterior ejecutivo”.

También considera que el acuerdo es radical para “contener una deuda que durante los cuatro años de mandato de Cospedal se duplicó alcanzando los 13.000 millones de euros”.

Y en respuesta a las críticas del PP, que ha dicho que el acuerdo propiciará “políticas de Venezuela”, Fernández replica que los populares “solo hacen insultar y hacer declaraciones fuera de tono” porque están “rabiosos” y lo están “porque se está dando la vuelta a la nefasta gestión económica y social que realizaron durante su gobierno”.

La portavoz socialista ha recordado que el ejecutivo del PP no cumplió ni un solo año el objetivo de déficit, “mientras que el actual gobierno lo cumplió en 2016 y lo va a cumplir este año”.

También indica que con Cospedal se destruyó mucho empleo y una gran parte del tejido empresarial de la comunidad: “Se perdieron 4.300 empresas”.

Frente a esto argumenta que “hoy Castilla-La Mancha es la comunidad que más dependientes nuevos aporta al sistema nacional y se han reducido un 30% el número de familias sin ningún ingreso”.

Y destaca que Castilla-La Mancha es este año la segunda región en la que más va a crecer su PIB, después de Madrid.