Lluvia de goles en una nueva derrota del filial del FS Valdepeñas

Lanza Valdepeñas
Acción de juego de uno de los partidos del filial. Foto ACP-FSValdepeñas

Acción de juego de uno de los partidos del filial. Foto ACP-FSValdepeñas

El colista del Grupo 4 de Segunda B se vio claramente superado por el Pinatar (3-8).

FS VALDEPEÑAS B  CFS PINATAR

3

8

Nueva derrota del FS Valdepeñas B la sufrida el pasado sábado en su pista ante el CFS Pinatar, en la que fue la última jornada del año y la primera de la segunda vuelta en el Grupo 4 de la Segunda División B de fútbol sala. Hasta 6 juveniles acompañaron al filial en lo que fue un partido dominado de principio a fin por los murcianos, un conjunto más hecho y mejor plantado en el campo que el equipo local, que mejoró el resultado de la ida, aunque esto no fuera suficiente para puntuar.

A los 3 minutos, Paulo “enchufó” la primera que tuvo para dar inicio al recital de los murcianos y poner el 0-1 en el luminoso. La excesiva juventud que sobre el tapete ponía el filial contrastaba con la veteranía de los que tenían en frente. Por momentos, los locales presionaban en tres cuartos de pista, pero con escaso éxito. En un robo de balón en el centro, el Valdepeñas encajó el segundo.

Los de Castedo, con un  juego plano, sin profundidad y a veces con exceso de conducción de balón daban facilidades al rival para el robo y contragolpe. En el enésimo robo, la contra acabó en el tercero. Antes de sonar la bocina, Paco, de un fuerte disparo, puso el 0-4 con que se daría fin a la primera mitad.

Mejoró algo en la segunda parte el equipo azulón, que salió con algo más de intensidad, aunque no lo suficiente como para inquietar en demasía a los de Nacho Garrido. A los tres minutos (qué tendrá el minuto 3’) el filial acortó distancias, pero antes de que terminara la afición de celebrar el gol, Iván respondió marcando el quinto para los murcianos.

A partir de ahí el partido se volvió loco y el conjunto azulón entró en un intercambio de golpes que en nada le benefició, ya que el contrario puso más pegada. Cuando llegó la calma, el partido tenía un marcador de 3-7. La superioridad murciana era patente y, a pesar de los “arreones” de los locales, el marcador solo se movería del lado visitante, que incluso contó con la desgraciada colaboración local que encajó el gol en propia meta.

Con 3-8 acabó un encuentro de claro dominio visitante. Debe mejorar mucho el filial, colista en la tabla, y sobre todo abandonar ese juego anárquico que hace que el corazón no piense con la cabeza. El próximo partido será en el 2018, más concretamente el 20 de enero ante el CD Mejorada FS a las 18:00 horas.

Resultados y clasificación