Comunidad poco conocida desde lo social y político, con un país como destino exportador

La comunidad rumana es poco conocida a nivel político y social, sin embargo, con el ingreso de Rumanía en la Unión Europea, las empresas españolas están aprovechando el potencial exportador hacia dicho país. Rumanía recibirá en el periodo 2007-2013 un paquete financiero de más de 30.000 millones de euros, de lo que actualmente se lleva gastado apenas el siete por ciento, informa Daniel Comanita. Por ello, las relaciones bilaterales entre ambos países puede producir buenos frutos especialmente para las empresas españolas en materia de exportaciones. En este sentido, indicó que a corto plazo, el ingreso de Rumanía puede favorecer más a España. Y es que estos extranjeros comunitarios aman el modelo de España por sus universidades públicas, su desarrollo rural, sus servicios… todo, hasta el punto de que ya se han celebrado en nuestro país diez mil matrimonios mixtos  con una descendencia de cien mil niños. Por otra parte, el lado más negativo es el social y político, que se deja entrever tras el derecho a voto.  A juicio de Comanita, ni los partidos ni la sociedad conocían ni conocen la idiosincrasia de la comunidad rumana, pese a que ya son más de 90.000 ciudadanos en la región y, en algunas poblaciones, con un peso específico de más del 10% “y no se les está prestando la atención que debiera”, criticó. La posibilidad de presentar una formación política en los próximos comicios es un reto “que sensibilizaría a la sociedad”.  Aprovecha además para denunciar el hecho de que la mayoría les relacione con la delincuencia cuando el 95% de la población son gente trabajadora y sencilla. Por último, abogó porque las administraciones hagan más proyectos dirigidos a la comunidad rumana, jornadas, exposiciones con el fin de fomentar la interculturalidad.