La ruta enoturística Caminos del Vino empezará a funcionar en unos meses

Julia Yébenes Ciudad Real
Un viñedo de la provincia de Ciudad Real / Clara Manzano

Un viñedo de la provincia de Ciudad Real / Clara Manzano

Antes de acabar la legislatura podrían constituirse en el territorio autonómico las rutas enoturísticas de La Manchuela y Valdepeñas. La presidenta de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), Rosa Melchor, presentará el martes en Fitur las novedades de Rutas del Vino de España

La ruta Caminos del Vino, integrada por los municipios de Alcázar de San Juan, El Toboso, Socuéllamos, Tomelloso, Villarrobledo, Campo de Criptana y San Clemente, será el primer itinerario enoturístico de Castilla-La Mancha que se incorporará en pocos meses a los 27 existentes dentro de la marca Rutas del Vino de España, impulsada por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin).

De esta manera, será recuperada una de las rutas más emblemáticas vinculada a la cultura del vino, que funcionó hasta 2013, y que fue eliminada por el Gobierno de Dolores de Cospedal, ha recordado Rosa Melchor, presidenta de Acevin.

Melchor presentará el próximo martes en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) las novedades del proyecto Rutas del Vino de España, en el que la región irá ganando presencia, gracias a la colaboración de la Junta de Comunidades.

La también alcaldesa de Alcázar de San Juan ha sostenido que, en base a un convenio suscrito recientemente, el Ejecutivo castellano-manchego afrontará el pago de la cuota de adhesión (12.000 euros) de cada ruta regional que se vaya incorporando al proyecto nacional, vinculada a la Denominación de Origen (DO) de influencia (contarán con la implicación de La Mancha, Almansa, Jumilla, Méntrida, Mondéjar, Manchuela, Ribera del Júcar, Uclés y Valdepeñas).

Es el caso de Caminos del Vino, dentro del la DO La Mancha, cuyo coste de la primera certificación ya ha sido sufragado con fondos regionales, y cuya alta oficial tan sólo está pendiente de recibir el visto bueno de la propia junta directiva de Acevin.

Según Melchor, antes de acabar la legislatura podrían constituirse en el territorio autonómico otras dos rutas enoturísticas: la de La Manchuela y la de Valdepeñas.

En este sentido, ha lamentado que la región con “el mayor viñedo del mundo” como es Castilla-La Mancha “no tuviera ninguna ruta enoturística”, teniendo en cuenta que “somos la viña de Europa”.

También ha puesto en valor el potencial de la industria vinícola de la región, “donde se puede aprender cómo se elabora el vino, visitar una explotación, o experimetnar cómo se marida el vino con la gastronomía, además del acervo patrimonial e histórico que representa esta cultura”.

Con apoyo nacional

Respecto a la presentación en Fitur, Melchor ha asegurado que se trata “de un producto turístico que ya existía pero que nunca habíamos presentado con la Secretaría de Estado de Turismo”,  a la vez que ha destacado “la ayuda y el apoyo” de la administración nacional que les ha permitido “dar un paso más” en la promoción de una oferta “única”.

Por eso, el día 17 de enero “contactaremos con agencias especializadas y otros agentes turísticos para ofrecerles información específica y divulgar una oferta muy interesante”, ha aseverado Melchor.

En el transcurso de la feria también se organizarán catas, degustaciones gastronómicas, promociones y sorteos.

La marca agrupa a 27 rutas, 550 municipios y 2.000 empresas y conforma un producto turístico en clave vinícola basado en la colaboración público-privada y la cooperación empresarial e institucional.

“Las rutas son muy importantes para el desarrollo de enclaves rurales en nuestra región”, ha sentenciado Melchor.