Caballero mantiene un encuentro con el PSOE de Membrilla

Noemí Velasco Membrilla
Enrique Jiménez Villalta y José Manuel Caballero en el encuentro con militantes y simpatizantes del PSOE de Membrilla / N. V.

Enrique Jiménez Villalta y José Manuel Caballero en el encuentro con militantes y simpatizantes del PSOE de Membrilla / N. V.

José Manuel Caballero ha defendido que el PSOE de Membrilla va a coger impulso con un proyecto "alternativo" y "diferenciador" para arrebatar la alcaldía al PP. Además, ha advertido que "las pocas inversiones que hace el Ayuntamiento son en la mayoría de los casos con fondos de la Diputación"

El secretario general del PSOE en la provincia de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha tenido este viernes un encuentro con militantes y simpatizantes en Membrilla, uno de los primeros actos del año en una población donde el partido tiene que coger impulso para representar un proyecto “alternativo” y “diferenciador” capaz de arrebatar el Ayuntamiento al PP de Manuel Borja.

Acompañado del secretario del PSOE de Membrilla y portavoz de la oposición, Enrique Jiménez Villata, el también presidente de la Diputación ha defendido que “a Membrilla con un Gobierno socialista en el Ayuntamiento le iría mejor”, porque, según ha recordado, “las cosas importantes que le han pasado a la localidad en todo el periodo democrático han sido con gobiernos socialistas en España, Castilla-La Mancha, la Diputación y en el Ayuntamiento”.

Es más, Caballero ha dicho que aún le pasan, “porque Emiliano García-Page capitanea la recuperación de derechos sociales, en sanidad y en educación”, y porque “las pocas inversiones que hace el Ayuntamiento son en la mayoría de los casos con fondos de la Diputación”.

En el Casino Manchego, José Manuel Caballero ha destacado que el reto es “convertir en mayoría el proyecto del Partido Socialista”, y para ello se ha dirigido a la “gente progresista”, a los socialistas, pero también a otros que han podido votar en el pasado al Partido Popular.

Jiménez Villalta abre camino a la renovación

Con el ánimo de afrontar las próximas elecciones municipales con fuerza, Enrique Jiménez Villalta ha expresado que este encuentro también servía para preparar la próxima asamblea general del PSOE de Membrilla, donde elegirán a la nueva Ejecutiva local. Con bastante probabilidad tendrá lugar el 28 de enero.

Secretario general de la agrupación local durante más de diez años en dos periodos diferentes, Jiménez Villalta ha reconocido que su candidatura no es segura, “está todavía por decidir”, pero ha destacado su apuesta por la renovación, por introducir a gente nueva y jóvenes que cojan las riendas poco a poco.

La despoblación preocupa al PSOE de Membrilla

En clave local, Enrique Jiménez Villalta ha confesado que lo que más inquieta al PSOE de Membrilla es “el descenso de población tan acuciante” que sufren. Los datos oficiales del padrón de habitantes referidos al 1 de enero de 2017, publicados hace unas semanas por el INE, revelaron que la localidad rozaba los 6.000 habitantes.

El representante de los socialistas de Membrilla ha advertido que la localidad “no está en una comarca, como los Montes o el Campo de Montiel, que no tiene buenas comunicaciones”, sino que está en una zona “con dos autovías, ferrocarril y buenas tierras para el cultivo”.

A este respecto, José Manuel Caballero ha expresado que, aunque la despoblación es una realidad que afecta a toda la provincia, es un problema que tiene que comprometer a todas las administraciones, incluido el Ayuntamiento.

“El problema es que el alcalde de Membrilla, lo que va bien se lo atribuye, aunque sea responsabilidad del Gobierno regional o de la Diputación, y lo que va mal es culpa de los demás, y así es difícil que se puedan sentar las bases para construir”, ha apostillado el secretario provincial.

Por otra parte, el PSOE de Membrilla ha lamentado “todos los litigios” con Manzanares, incluido el del agua potable, ya que, según ha señalado Jiménez Villarta, “Membrilla ya debe casi 1,5 millones de euros” al pueblo vecino en concepto de depuración. También está pendiente la acusación de desviar parte del agua para evitar un contador.