Abolir los toros y la caza, condiciones de Pacma si fuera clave para decantar el Gobierno

Lanza Ciudad Real
Candidato de Pacma a la JCCM

Candidato de Pacma a la JCCM

Senovilla ha confiado en que su partido obtenga representación en Castilla-La Mancha aunque se ha quejado del "injusto" sistema electoral. "El reparto de escaños debería ser autonómico, no por provincia", ha criticado. En la última cita con las urnas, en mayo de 2015, Pacma obtuvo 8.943 votos en la región aunque se quedaron sin asiento en el Parlamento regional.

El candidato del Partido Animalista (Pacma) a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Alfonso Senovilla, ha asegurado que si, tras las elecciones autonómicas del 26 de mayo, su formación obtiene representación en las Cortes regionales y es decisiva para la gobernabilidad pedirá a sus socios abolir la tauromaquia, la caza y las macrogranjas, así como una ley de protección animal y otra contra el cambio climático.

La defensa de los animales, la conservación del medio ambiente y la apuesta por la justicia social son los ejes en los que se vertebra el programa electoral con el que la formación concurrirá por tercera vez a los comicios castellano-manchegos.

Precisamente, la primera medida que demandarán los animalistas si son llave de Gobierno es una ley de bienestar animal, ya que, según sostiene Alfonso Senovilla en una entrevista con Europa Press, es la principal reivindicación de sus votantes. “La actual normativa es de 1990 y la reforma propuesta durante esta legislatura no ha surtido efecto”, ha lamentado.

Senovilla ha confiado en que su partido obtenga representación en Castilla-La Mancha aunque se ha quejado del “injusto” sistema electoral. “El reparto de escaños debería ser autonómico, no por provincia”, ha criticado. En la última cita con las urnas, en mayo de 2015, Pacma obtuvo 8.943 votos en la región aunque se quedaron sin asiento en el Parlamento regional.

En ese sentido, se ha mostrado abierto a dialogar y a llegar a acuerdos con todos los partidos a excepción de Vox porque es “la antítesis de Pacma” en derechos sociales, justicia y feminismo. Sin embargo, no ha aclarado si prefiere pactar con las formaciones conservadoras o con las progresistas, dado que “ninguna de ellas se preocupa por los animales”.

En cualquier caso, si ejercieran el rol de partido bisagra reclamarían la prohibición por ley de la tauromaquia –eliminando la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC)–, la caza, los circos con animales, los zoológicos y las macrogranjas. En este punto, ha calificado los toros como un “espectáculo anacrónico” y ha considerado que la actividad cinegética “provoca la muerte de miles de perros a causa del maltrato al que son sometidos y deteriora el medio ambiente con la contaminación del plomo”.

Consciente del arraigo de estas prácticas en muchos pueblos de Castilla-La Mancha, Alfonso Senovilla ha asegurado que el votante de Pacma es fundamentalmente femenino, joven, residente en ciudades y con una “gran preocupación” por mejorar las condiciones de vida de los animales.

Las propuestas de Pacma también afectan a la dieta, pues promueven una alimentación basada en vegetales como reacción contra el “maltrato animal” en las granjas. “Hay que ser consciente de la realidad en los mataderos y en las granjas para abandonar una dieta excesivamente carnívora, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, ha defendido el candidato regional de Pacma, antes de agregar que su programa electoral contempla menús veganos en escuelas y hospitales públicos.

A propósito de la protección del medio ambiente, Pacma promete una ley regional contra el cambio climático que contemple una hoja de ruta para alcanzar un escenario energético renovable al cien por cien, poner límite a las emisiones contaminantes generadas por los vehículos y las fábricas y garantizar una gestión “eficiente” de los residuos.

AGRICULTURA SOSTENIBLE Y NUTRICIONISTAS EN HOSPITALES

Asimismo, los animalistas proponen incentivar la “agricultura sostenible” e instalar plantas de energías renovables en los pueblos para poner coto a la despoblación aunque se muestran reticentes a que la gente siga viviendo en entornos rurales a costa de fomentar la caza y los toros.

Preguntado por las políticas hídricas a aplicar en Castilla-La Mancha, Senovilla ha sugerido una ley que garantice el abastecimiento de agua en todo el territorio nacional y gestione “de forma eficiente” los recursos hídricos. En este contexto, se ha opuesto a las derivaciones de agua del río Tajo al Segura, ya que “ese agua se utiliza para fomentar las macrourbanizaciones o los campos de golf”, actividades con las que Pacma no está de acuerdo.

En lo que a servicios públicos se refiere, Senovilla ha abogado por una sanidad universal y de calidad, así como por que esta no solo sea asistencial sino preventiva, esto es, “educar a la gente en salud”. Para ello, ha propuesto incorporar nutricionistas en los hospitales en aras de “mejorar la dieta de los pacientes”.

Mientras tanto, en el ámbito educativo ha planteado recuperar la gratuidad de los libros de texto, reducir la ratio en las aulas de Primaria y Secundaria, ya que “tener a 30 o más alumnos en clase es incompatible con una enseñanza de calidad”, e “inculcar” a los escolares el respeto a los animales y el feminismo.

En materia fiscal, ha prometido unos “impuestos justos, equitativos y progresivos”, lo que, a su parecer, se traduce en que “los ricos paguen más”. Al hilo de esta idea, ha hecho hincapié en la necesidad de bajar el IVA veterinario del 21% y el de los productos de higiene femenina.