Campo dice ante la denuncia del TSJCM sobre los muertos no computados en C-LM que pulirán y ajustarán las cifras

Lanza Madrid
Juan Carlos Campo, ministro de Justicia

Juan Carlos Campo, ministro de Justicia

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha señalado este lunes que la diferencia en el cómputo del número de fallecidos en Castilla-La Mancha por coronavirus se debe a las limitaciones del sistema informático, y ha asegurado que "pulirán" las mecánicas de conteo y al final se ajustarán las cifras estatales con las regionales.

En rueda de prensa, ha apuntado que las discrepancias en el número de licencias de enterramiento expedidas en Castilla-La Mancha con causa de fallecimiento por coronavirus respecto a los datos estatales se debe a las «limitaciones» del sistema de base único Infored de los registros civiles.

Sin embargo, el ministro ha apuntado que esas diferencias se corrigen diariamente y que de hecho desde su departamento trabajan para ir acotando las causas de fallecimiento para que la información sea lo más precisa posible. En este sentido, ha recordado que este mismo domingo se dictó una resolución por la directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública en orden a establecer el origen preciso del fallecimiento.

Las discrepancias entre datos han surgido después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha indicara en una nota de prensa que el número total de licencias de enterramiento expedidas en los registros civiles de la región por muerte por Covid-19 –o sospecha de que sea el motivo– eran de 1.921 en el mes de marzo, lo que supone el 57% del total de muertes. Ese número no concuerda con la estatal, que cifra los fallecimientos por Covid-19 en la región en 774 en total.

«Desconozco el dato preciso de Castilla-La Mancha, pero evidentemente mañana estará contrastado en la Dirección General y podremos analizar la discrepancia que espero que sea menor, pero que puede obedecer a este tipo de datos», ha apuntado Campo, para luego señalar que históricamente «muchas veces la causa del fallecimiento no aparece ni si quiera con nitidez».

Al hilo, ha asegurado que son mecánicas que se deben pulir, máxime en estos momentos cuando se necesita información precisa. «Dictamos resoluciones cada cuatro o cinco días para afinar en la información útil que le hace falta a las autoridades sanitarias», ha añadido.

En este sentido, Campo ha recordado que se han ampliado horarios en los registros civiles para hacer frente a la excepcionalidad provocada por la pandemia pero ha incidido en que la situación no era prevista por nadie y se intentan paliar día a día las incidencias que surgen. «Estoy convencido de que la próxima vez nos cogerá mas informatizados y preparados, (…) estoy convencido de que los datos se ajustarán al final», ha concluido.