CCOO reclama una “casa del diálogo social” al estilo del CES y un instituto de estadística regional

Lanza Toledo
María Ángeles Castellanos

María Ángeles Castellanos

El sindicato CCOO de Castilla-La Mancha ha reclamado este martes la creación de una "casa del diálogo social" en la región al estilo del desaparecido Consejo Económico y Social (CES) con el fin de estructurarlo, así como un instituto de estadística regional para conocer "la realidad del empleo" en todas las zonas de la Comunidad Autónoma.

Así lo ha indicado en una rueda de prensa la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, María Ángeles Castellanos, quien ha señalado a preguntas de los medios que el diálogo social en la región está “muy desestructurado” aunque ha reconocido que “nada tiene que ver” con la legislatura anterior.

“Necesitamos un diálogos social más estructurado y los miles de trabajadores a los que representamos en Castilla-La Mancha tienen que tener un espacio en el que manifestar sus necesidades y desde el que construir un mundo del trabajo mucho mejor”, ha manifestado.

Aunque ha dicho que el sindicato no tiene definido el nombre de esta casa del diálogo social, sí que ha explicado que es necesaria para estructurar “de una forma amplia” todos los microespaciones que hay en la actualidad. “Nos parece que espacios como el CES, que permitían un estudio muy participado por cada anteproyecto de ley, hacía que las políticas que se llevaban a cabo fueran más efectivas”.

“Nos da igual que se llame CES o que se llame de otra forma pero sí que estamos reclamando una casa para el diálogo social que permita estructurarlo”, ha manifestado la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO.

Instituto de estadística regional

Sobre el instituto de estadística regional, la sindicalista ha apuntado que el sindicato no conoce lo que ocurre más allá de las provincia sobre el desempleo a lo que ha sumado la “realidad dual” en Castilla-La Mancha entre el medio rural y las ciudades.

“El medio rural está cada vez más despoblado y envejecido y los niveles de renta de los pueblos más pequeños son muy bajos, por tanto nos gustaría tener un instituto regional de estadística que hiciera estudios propios para conocer la realidad del empleo en aquellas comarcas rurales donde hay cada vez menos gente”, ha argumentado.