Page, a Torra: “Que aprieten si quieren. Seguiremos defendiendo lo que somos: españoles que saben lo que es España”

Page, durante el acto de la Policía Nacional en Toledo /Lanza

Page, durante el acto de la Policía Nacional en Toledo /Lanza

Así lo ha puesto de manifiesto en el acto institucional celebrado en la Jefatura Superior de Policía de Toledo.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha aprovechado su intervención en la celebración del Día de los Ángeles Custodios y del Día de la Policía Nacional para dirigirse al presidente de Cataluña, Quim Torra, aunque sin citarlo: “Sólo el poder público tiene la capacidad de gestionar el uso de la fuerza. Nadie más, por mucho que quiera apretar, puede estar legitimado”.

Así lo ha puesto de manifiesto en el acto institucional celebrado en la Jefatura Superior de Policía de Toledo, donde ha se ha referido en numerosas ocasiones a los sucesos ocurridos este lunes con motivo del primer aniversario del 1 de octubre en Cataluña: “Que aprieten si quieren con ruido. Seguiremos con serenidad defendiendo lo que somos, españoles que saben muy bien lo que es España y que nunca van a estar cruzados de brazos cuando se amenazan nuestros derechos”.

Al finalizar su alocución, se ha permitido poner en pie a los cerca de asistentes al acto institucional, entre ellos cargos militares y civiles: “Frente a los gritos, a los ruidos y a las exageraciones de otros, les invito a que, de pie, podamos pronunciar en alto: ¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Y viva la Policía Nacional!”.

Presión lamentable

En opinión de García-Page, “nos rodera una presión ambiental que hay que gestionar entre todos”. “Me siento español sin ser trasnochado”, ha dicho antes de hacer una defensa de la Constitución, alegando que defenderla “es lo más moderno y avanzado que puede hacer una persona en esta sociedad que nos ha tocado vivir”.

El líder autonómico ha lamentado los acontecimientos que rodean al desafío independentista, asegurando que “hacen hervir la sangre”.

Así, ha hablado de dos sensaciones contradictorias ante lo que ocurre en Cataluña. “Hay días que te cabreas, te enervan manifestaciones como las de ayer, pero al mismo tiempo y en seguida, esa sensación de tensión cede paso a la serenidad con la que España, la nación más antigua de Europa, ha afrontado sus desafíos”, ha argumentado.

Tras insistir en la fuerza que a su juicio tiene la Constitución, ha recordado que la Carta Magna es “inclusiva y generosa”, toda vez que “permite que se presenten a las elecciones cargos públicos que defienden como ideal socavar el orden y atacarla”.

Pero una cosa es “la generosidad de la Constitución” y otra cosa “la ingenuidad”. “Me duele que se alimenten expectativas y esperanzas en una población que tiene que saber que si mañana hay que hablar de España y decidir sobre España, decidimos todos. Y esto, lo diga quien lo diga, no va a cambiarse bajo ningún concepto”.

Por todo ello, ha pedido que “nadie utilice el pretexto cultural” para romperla. “Esos sentimientos son válidos, pero no pueden estar en el mercado. Si alguien piensa que exhibiendo sentimientos conseguirá privilegios, en Castilla-La Mancha también sentimos. Podemos sentir mucho. No vamos a admitir mercadear con los problemas de identidad de ningún país”, ha enfatizado.