Unos 120.000 autónomos de C-LM se beneficiarán del decreto aprobado por el Gobierno que sube la cotización mínima

Magdalena Valerio, ministra deTrabajo

Magdalena Valerio, ministra deTrabajo

En el decreto se incluye la subida de las pensiones, el aumento de la cotización máxima y el acuerdo sobre autónomos

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha apuntado que aproximadamente 120.000 afiliados por cuenta propia en la Seguridad Social se verán beneficiados del Real Decreto aprobado este viernes por el Consejo de Ministros por el que la base mínima de cotización de los trabajadores autónomos subirá un 1,25 por ciento a partir del 1 de enero de 2019 a cambio de una mayor protección.

Según ha informado la Delegación en nota de prensa, este Real Decreto supondrá más protección social y una contribución a la Seguridad Social más equilibrada para los autónomos, tal y como se plasma en el acuerdo suscrito el pasado miércoles por la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y las organizaciones que representan a éste colectivo.

Asimismo, ha explicado que, aunque según los últimos datos oficiales a fecha 30 de septiembre de 2018 hay 149.305 afiliados por cuenta propia en la Seguridad Social, serán un 80 por ciento de ellos, aproximadamente 120.000, los que se verán beneficiados con estas mejoras en las prestaciones.

Cabe destacar la transformación en obligatoria de la cobertura de todas las contingencias, tanto las comunes, como enfermedad común y accidente no laboral, como profesionales, como accidente de trabajo y enfermedad profesional, con la excepción del Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (SETA) y de los socios de cooperativas del Régimen de Autónomos (RETA), siempre que tengan un sistema de prestación social.

Asimismo, se convierte en obligatoria la cobertura por cese de actividad y se duplican los periodos de duración de la prestación, de manera que se podrán cobrar hasta 24 mensualidades, con un mínimo de cuatro, en función de lo cotizado. Se crea igualmente una prestación adicional que corresponde a la cotización por el trabajador autónomo, a partir del día 61 de la baja médica por incapacidad temporal. Estas cuotas ascienden a 86,26 millones de euros y se harán con cargo a los ingresos por cuotas en concepto de cese de actividad.

Aportaciones equilibradas

En cuanto a las novedades en las aportaciones de los trabajadores autónomos, en 2019 el tipo de cotización para el RETA (sin SETA) se establece un incremento del 1,25 por ciento en la base mínima de cotización, que se fija en 944,40 euros. El tipo de cotización se establece en el 30 por ciento en 2019, el 30,3 por ciento en 2020, 30,6 por ciento en 2021 y 31 por ciento en 2022.

Este régimen de cotización de los trabajadores por cuenta propia tiene un carácter provisional y está previsto sustituirlo el próximo año por un sistema basado en los ingresos reales.

También se modifica la tarifa plana con el fin de mejorar su efectividad. De esta forma, durante los primeros 12 meses se cotiza por base mínima de 60 euros (51,50 de contingencias comunes y 8,50 euros de contingencias profesionales) y si se cotiza por encima de base mínima, se reduce la cuota por contingencia común un 80 por ciento. A partir del mes 13 al 24 se aplicarán reducciones sobre la cuota que correspondería y se amplía también la tarifa plana de los trabajadores encuadrados en el sistema especial agrario.