Javier Solana muestra su arte urbano en Novem

Francisco Navarro Tomelloso
Javier Solana (derecha) con el propietario de Novem, Ramón Moreno

Javier Solana (derecha) con el propietario de Novem, Ramón Moreno

La barbería Novem, un establecimiento dinámico, abierto a la creatividad y a la cultura, alberga hasta el mes de septiembre una exposición del artista urbano Javier Solana. La muestra, titulada Score, se inauguraba este sábado y es una recopilación de la dilatada carrera de Solana en el mundo del graffiti.

El artista, que expone por primera vez en su ciudad, ha colgado 16 obras en Noven, además de intervenir en una de las paredes del espacio.

Solana que ha querido dedicar la exposición a Sae, un llorado graffitero de Manzanares fallecido en 2013. La muestra, aseguraba durante la inauguración, está repleta “de mi mundo de monstruitos, un poco bizarro y siempre centrado en el graffiti”. Solana manifestó que no se suele salir de ese contexto ya que es lo que más le gusta “el graffiti me ha dado mucho en la vida”.

La de Novem es la primera exposición de Javier Solana en Tomelloso, el artista ya colgó sus obras el pasado año en Alcázar de San Juan. Solana lleva toda la vida, desde los catorce años asegura, “siempre pintando en muros”. Artista autodidacta, empezó a dibujar inspirado por su padre hasta que se decantó por el mundo del hip-hop y todo lo que conlleva, especialmente el graffiti. Desde hace cuatro años cambio su estilo “antes solo pintaba letras y creo que he avanzado un poco más”.

Solana vive en Toulouse y en esa ciudad francesa “en la que hay una importante cultura del graffiti” el artista se está abriendo las puertas de la escena hip-hop, asegura.  Javier Solana agradece que haya espacios como Novem “que dan la oportunidad de que tu obra llegue al público”. Score se puede contemplar hasta el 20 de septiembre.