Miguel Fuentes: ‘Hay equipo para cumplir los objetivos’

Aurelio Maroto La Solana
Miguel Fuentes celebra un gol esta pretemporada

Miguel Fuentes celebra un gol esta pretemporada

El delantero malagonero ha conseguido dos tantos en este inicio de temporada.

El empate de La Solana en Ciudad Real dejó un regusto especial por la forma inverosímil de producirse. El partido estaba perdido con el segundo gol mancheguista en el último minuto de la prolongación (en claro fuera de juego) y por eso el empate de David Sevilla constituyó una subida de adrenalina tan súbita como inesperada.

Uno de los artífices del punto cosechado fue Miguel Fuentes. El fornido delantero de Malagón marcó el 0-1 tras aprovechar un robo de Baba y volvió a pelearse con todos. Era su segundo gol en liga tras el logrado en Marchamalo. La diferencia es que aquel no sirvió porque el equipo perdió el partido a dos minutos del final. En Ciudad Real estuvo a punto de repetirse la historia. “Nos temíamos lo peor, como la semana pasada, pero al final la suerte nos ha sonreído y conseguimos un justo empate”, explicaba Fuentes que elogió el potencial del Manchego: “Es un equipo con las cosas muy claras, sobre todo a balón parado”. En efecto, La Solana recibió los dos goles en jugadas de estrategia.

Con las ideas claras

Pero el ariete dice que llegaron con las ideas claras: “Sabíamos a lo que veníamos, a intentar tener el balón y ellos a esperar”. En gran parte fue así, más posesión amarilla aunque donde el Manchego quería, en campo propio. Un gusto por jugar el balón que entraña enormes riesgos, sobre todo ante un rival cuajado. Manolo Sancho lo vio claro. La zona ancha se atascaba en la salida, no encontraba pasillos de escape y el Manchego apretaba la presión. Los sacrificados en el descanso fueron Javi Grillo, impreciso en el manejo por dentro, y Mini, que sufría con el coreano Biho por banda. “El entrenador ha acertado porque el partido requería cambios”, afirma Fuentes. Así fue como La Solana atemperó el juego en la reanudación, dando más protagonismo a Pirri, que dirigió la batuta con su proverbial pausa.

Encantado de vestir de amarillo

Miguel Fuentes, con sólo 21 años, es un tanque. Rápido, incisivo en el choque, gran rematador de cabeza y poderoso físicamente. Muchos en La Moheda dicen que le recuerda a Treviño. Y está encantado vestido de amarillo. “Dentro del vestuario hay un gran ambiente. A los que hemos llegado nos han integrado increíblemente bien en un vestuario sano, con mucho compañerismo”, cometa y tiene claro que en el equipo hay calidad: “Para nosotros no es ninguna sorpresa el comienzo de liga que estamos haciendo. Somos un recién ascendido pero sabemos a lo que jugamos y lo que queremos”. Sin embargo, no se aparta de la consigna oficial: “Hay equipo para cumplir el objetivo de la permanencia”.

Fuentes espera con ansia volver a casa tras dos salidas consecutivas. Será el sábado contra el Tarancón (18,30 h.). El calor de la afición en un campo que le encanta es un plus. “Jugar en La Moheda es increíble”, concluye.