Matías Gómez: “Podía haber quedado más arriba”

Raúl Fernández Ciudad Real
Matías Gómez golpea a un rival en uno de los combates del Mundial / Foto: RFEK

Matías Gómez golpea a un rival en uno de los combates del Mundial / Foto: RFEK

El karateka de Bolaños lamenta su derrota en octavos de final del Mundial ante el chileno Joaquín González "por un par de fallos que tuve", pero se muestra "satisfecho con el trabajo hecho".

La gran cita del año para Matías Gómez, el Campeonato del Mundo de karate absoluto de Madrid, acabó esta pasado miércoles para el bolañego en su ronda de octavos de final, en la que cayó derrotado por el chileno Joaquín González por 4-3, después de conseguir tres victorias previas. “Podría haber sido mejor, pero me quedo satisfecho con el trabajo hecho”, sentencia el competidor provincial, que tampoco tuvo opciones después de entrar en la repesca al caer su verdugo chileno en su combate de cuartos.

Lo que sí le quedó a Matías Gómez fue la sensación de que podía haber superado esa eliminatoria. “Creo que el chileno no era mejor que yo, pero tuve un par de fallos que en un combate de tan poco tiempo se pagan. Luego, aunque lo intenté, no pude conseguir un empate que me hubiera servido para ganar”, ha explicado este jueves a Lanzadigital desde el pabellón Wizink Center de Madrid, en donde continúa celebrándose el Mundial hasta el próximo domingo.

Por eso, Matías lamenta que “estoy convencido de que podía haber quedado más arriba, pero las cosas vienen como vienen, y esto es una carrera de fondo”. No en vano, este Campeonato del Mundo absoluto es el único dentro del ciclo olímpico que acabará en los Juegos de Tokio 2020, en los que debutará el karate y para el que los karatekas se están jugando las pocas plazas existentes, con esta competición como la más importante en cuanto a número de puntos aportados al ránking internacional. “Por eso me da más rabia haber perdido así, en Madrid, con el público a favor, pero todavía quedan muchos torneos por delante”, asume un Matías Gómez que reconoce que sobre el tatami la afición propia “parecía que te empujaba, daba una dosis más de motivación”.

Ahora Matías descansará esta semana de la exigente preparación para esta gran cita, aunque tendrá poco tiempo de relax, ya que a comienzos de diciembre volverá a competir, esta vez en prueba de Serie A que se celebrará en Shanghai (China). Atrás ha quedado el Mundial, pero en el horizonte al bolañego le quedan muchas competiciones más con la mente puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio.