Rivera reitera a Sánchez que Ciudadanos no apoyará su investidura y le insta a entenderse con Podemos

Lanza Madrid
Pedro Sánchez y Albert Rivera / Jesús Hellín (E. Press)

Pedro Sánchez y Albert Rivera / Jesús Hellín (E. Press)

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reiterado este martes al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que su grupo parlamentario "no apoyará" su investidura como presidente del Gobierno, si bien la formación naranja actuará desde la oposición con una actitud "leal a España y los españoles" favoreciendo grandes acuerdos de Estado.

“Votaremos ‘no’ a la investidura y vamos a estar en la oposición”, ha declarado en rueda de prensa en el Congreso al término de su encuentro de 40 minutos con Sánchez, al que ha instado a intentar alcanzar un acuerdo para formar un Gobierno con el que considera “su socio natural”, Podemos, con el que ya alcanzó pactos postelectorales en distintas comunidades autónomas y municipios.

Puesto que el candidato socialista a la Moncloa ha recibido el encargo del Rey para intentar su investidura y además “tiene mayorías posibles”, espera que hable con Unidas Podemos o “con sus socios nacionalistas” para que el debate y la votación se celebren cuanto antes.

Rivera ha garantizado que Ciudadanos se enfrentará de manera “firme” frente a los “sablazos de impuestos” que puedan decidir el PSOE y Podemos en esta legislatura y estará “vigilante” ante posibles cesiones o “privilegios” para los partidos independentistas y nacionalistas.

NO HAN HABLADO DE CCAA Y MUNICIPIOS

Según ha indicado, durante el encuentro de este martes no han hablado de las negociaciones para formar gobiernos autonómicos y municipales porque Cs no las concibe como un “cambio de cromos” a cambio de la investidura en el Congreso.

En este sentido, ha pedido al PSOE que permita que la coalición Navarra Suma (Unión del Pueblo Navarro, PP y Cs) gobierne la Comunidad Foral porque “cualquier presidente de España y cualquier partido constitucionalista” debería preferir un Ejecutivo así cuando la otra opción es que el PSOE dependa de los votos del PNV y Bildu.