El acta fundacional de Lanza

C. M. L. Ciudad Real
Portada del primer número de Lanza

Portada del primer número de Lanza

Gutiérrez Ortega quería crear un periódico que cumpliera “la elevada misión de difundir los postulados que encarna nuestro movimiento"

Sesión del 20 de marzo de 1943 en el salón de consejos de la Jefatura Provincial del Movimiento, presidida por José Gutiérrez Ortega. Se constituye el Consejo de Ordenación Económica. Gutiérrez Ortega toma la palabra para hablar de la “imprescindible necesidad” y de la “conveniencia política” de publicar un diario en Ciudad Real que cumpla “la elevada misión de difundir los postulados que encarna nuestro movimiento y lleve a feliz término el logro de los problemas económicos y sociales en el campo provincial en perfecta coordinación de iniciativas y proyectos, como corresponde al Consejo Provincial de Ordenación Económica”. Por esta razón fundamental , solicita “la publicación de dicho diario”.

El presidente de la Diputación, Evaristo Martín Freire, y el jefe del Sindicato Provincial del Papel, Manuel Tolsada, expresan su conformidad y se acuerda por unanimidad solicitar a la Delegación Nacional de Prensa el oportuno permiso “para la publicación de un diario en Ciudad Real de ámbito provincial que recoja los problemas económico-sociales planteados, dado que en la actualidad se carece en la misma de órganos de publicación adecuados para poder realizar con plenitud de eficacia el cumplimiento de esta finalidad”.

Esta autorización se concreta en dos puntos:

  1. “El diario, una vez concedida la autorización, pasará a depender económicamente de la Jefatura Provincial del Movimiento, el cual arbitrará los medios económicos necesarios que han de garantizar su publicación.
  2. “Las directrices políticas del periódico serán las que se marquen por la Vicesecretaría de Educación Popular. El periódico se constituye de esa forma con personalidad propia e independientemente, desligado del Consejo Provincial de Ordenación Económica, el cual únicamente podrá designar a uno de sus vocales para que examine el balance actual de sus operaciones sin otras direcciones, ni intervención en su desenvolvimiento político, económico y administrativo, y en su consecuencia sin responsabilidad alguna de gestión solidaria ni individual de sus componentes”.