Dionisio Moreno: “Carrión de Calatrava sobrelleva con resignación el confinamiento por el coronavirus, sabe que no hay otro camino”

J. M. Izquierdo Ciudad Real
Dionisio Moreno, alcalde Carrión de Calatrava /Lanza

Dionisio Moreno, alcalde Carrión de Calatrava /Lanza

Los vecinos de Carrión de Calatrava llevan las medidas del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus con “resignación” y porque son conscientes de que “no hay otro camino”. Lo dice su alcalde, que reconoce que ver el pueblo vacío es un poco deprimente, aunque entiende que es la única solución para hacer frente a la pandemia.

El alcalde de Carrión de Calatrava, Dionisio Moreno, asegura que los vecinos del pueblo, algo más de 3.000 habitantes, están sobrellevando las medidas de confinamiento por el estado de alarma ante la crisis sanitaria por el coronavirus con “con bastante resignación”.

En declaraciones a Lanzadigital.com, Moreno añade que, no cabe duda de que la situación “a la gente la tiene preocupada, el hecho de no poder hacer vida social influye muchísimo, pero la gente está concienciada de que no hay otro camino que permanecer en casa, que son las instrucciones que están dando las autoridades sanitarias”.

“Siempre hay alguno –añade- que se cree más listo que nadie, que esto no va con él, pero son las excepciones que yo creo que no son ni para resaltar porque pueden dar una imagen equivocada”.

Añade que “yo que suelo bajar al Ayuntamiento cómo va la cosa, a hacer algunos repartos de trabajo, la verdad es que es desolador ver el pueblo vacío, no hay apenas nadie por la calle, salvo algún coche que cruza, que van a trabajar a Ciudad Real, pero poco más”.

“Es un poco deprimente –reconoce-, pero no hay otra solución y yo creo que los resultados ahí están, la cifra de muertos es muy alta todavía a nivel nacional y no es para sacar pecho, pero la gente está concienciada y sabe que esto no es una broma”.

Uno de los momentos peores, reconoce el alcalde, donde la gene lo pasó mal fue por la suspensión de las fiestas de la Encarnación y la tradicional bajada de la Virgen desde su ermita el Domingo de Resurrección.

Moreno señala que el “comportamiento de la gente está siendo fenomenal” y, en este sentido, destaca la respuesta de la población a las actividades alternativas y virtuales que se hicieron en el día que tenía que producirse la bajada de la gente.

Cuenta que hubo mucha participación en la propuesta para que las tradicionales migas populares del Sábado Santo se hicieran en cada casa y la gente subiera imágenes en cada caso a las redes sociales para compartirlas.

La “tamborrada” desde cada casa durante el tiempo que hubiera durado la bajada del Virgen, de 16 a 17 horas también tuvo una importante respuesta, señala Moreno, además que la gente salió a puertas y terrazas para dar un aplauso en la hora en que habría que tenido que llegar la imagen al pueblo.

La banda de música, tanto a las 17 horas, como a las 22 horas, cada componente desde su casa, interpretaron, en la primera ocasión el himno nacional y por la noche otras piezas. Pese a la dificultad, explica el alcalde, la cosa “quedó bastante bien” y la experiencia ha quedado grabada en un vídeo.

Ánimo de la gente

Moreno explica que, en la localidad se han dado algunos casos positivos por coronavirus y algunos de los afectados han estado ingresados en el hospital remontando la enfermedad. Oficialmente, explica, “solo tenemos conocimiento de que ha habido un fallecido.

Afortunadamente, la situación de la residencia de mayores es positiva en este caso. “Posiblemente –explica Moreno- por las medidas que se tomaron en su día, con todo el protocolo que están siguiendo y la desinfección que se ha llevado a cabo por Geacam y por la UME”.

En el resto del pueblo, se hacen a la semana dos trabajos de desinfección, según relata el alcalde. Una a mitad de la semana y la otra los domingos por la mañana. La primera con atomizadores y la segunda con cubas y mangueras, siempre con la colaboración de los agricultores y los tractores. En la limpieza de los domingos, se hace especial hincapié en los lugares más transitados,  tiendas, centro de salud, residencia o farmacia.

Ayuntamiento

En el Ayuntamiento, explica Moreno, aquellos funcionarios que han podido teletrabajar desde su casa lo están haciendo y el personal administrativo está en las oficinas, se atiende todo vía teléfono, salvo alguna urgencia que hay que atender directamente al público.

El resto del personal, mantenimiento, planes de empleo y Policía Local están haciendo sus turnos con las medidas de protección que se las han podido facilitar y “la verdad es que está transcurriendo todo sin ningún problema”, resume el alcalde.

Protección

En lo que respecta a los elementos de protección, Moreno señala que las mujeres de Carrión de Calatrava han confeccionado en torno a unas 22.000 mascarillas. Algunas se han entregado a la empresa de Pozuelo que ha facilitado la tela, que, a su vez, las ha repartido por centro de salud, hospitales, etc.

En el pueblo, agrega, se ha priorizado a los servicios que más lo podían demandar: residencia de mayores, centro de salud, Guardia Civil de Torralba de Calatrava, tiendas de alimentación del pueblo, a las que también se les entregaron pantallas protectoras cedidas por Diputación y Universidad regional.

Una vez cubierto todo esto, explica el alcalde, se quiere confeccionar un nuevo lote de mascarillas para repartir entre los vecinos.