Engatusa a una mujer de la zona de Puertollano y le saca más de 60.000 euros fingiendo que la quería

Belén Rodríguez Ciudad Real
El caso se juzgará el martes que viene en la Audiencia Provincial / Elena Rosa

El caso se juzgará el martes que viene en la Audiencia Provincial / Elena Rosa

La convenció de que estaba tan necesitado y enamorado que logró que retirara la primera denuncia que le puso, al poco tiempo de iniciar la relación. La fiscalía cree que la madre del acusado está implicada en el caso y pide para ambos 3 años de cárcel por estafa

Chico conoce chica e inician una relación sentimental en septiembre del año 2017 en la comarca de Puertollano. Solo que el protagonista de esta historia, J.R.S.R., de 26 años y vecino de Manzanares, presuntamente solo buscaba aprovecharse de la mujer a la que convenció de que no podía vivir sin ella.

Engatusada por el joven, que al falso amor añadió pena y estado de necesidad extrema, la chica le entregó 60.938 euros en apenas seis meses que duró la relación, parte de ellos de préstamos que sacó con la promesa de que “su novio” se lo devolvería todo, algo que más de dos años después no ha ocurrido.

La madre del acusado está implicada

A la historia, que se juzgará el martes que viene en la Audiencia Provincial como una presunta estafa, hay que añadirle otra pieza: la madre del falso enamorado, implicada según la fiscalía en desplumar a la víctima.

Para ambos, J.R.S.R. y M.R.A., la fiscal del caso pide 3 años de cárcel como presuntos autores de un delito continuado de estafa.

Una víctima vulnerable

Se da la circunstancia de que la perjudicada padece un trastorno de la conducta alimenticia, trastorno adaptativo ansioso depresivo y trastorno mixto de la personalidad “que conlleva cierta impulsividad”, lo que la convierte en una víctima  vulnerable, recalca el  ministerio fiscal en el escrito de conclusiones provisionales.

J.R.S.R., con antecedentes penales por robo con fuerza en una casa habitada, conoció a la perjudicada en septiembre del año 2017 y entabló con ella una relación de noviazgo para sacar tajada económica, “actuando en connivencia con su madre”, dice textualmente el escrito de acusación.

Le compró un coche y le dio dinero para deudas en tres días seguidos

Desde el primer momento el joven encontró en la perjudicada a la víctima propiciatoria para tragarse sus mentiras y supuestos apuros, hasta el punto de que al mes siguiente de empezar a salir logró que la chica vendiera su propio coche (un utilitario valorado en 1.000 euros) y pidiera un préstamo para comprarle a él un vehículo de 6.000 euros que luego vendió.

10.000 euros para pagar una falsa fianza

Días antes le entregó 2.200 euros en metálico que sacó de su cuenta. Al día siguiente de lo del coche le entregó 2.000 euros en metálico para que pagara una supuesta deuda. Y cuatro días después la convenció de que lo habían detenido en Valencia y necesitaba 10.000 euros para pagar la fianza y eludir la prisión preventiva.

En un impulso de sensatez  la víctima lo denunció a finales de octubre, pero él le hizo chantaje emocional, le prometió que no podía vivir sin ella, y consiguió que la mujer retirara la denuncia. La relación siguió con otra serie de episodios del mismo tipo en los que según la fiscalía está acreditado que le pagó ropa, gasolina, gastos mecánicos, multas y supuestas deudas con amigos.

Préstamo de 13.000 euros en enero

Incluso a finales de enero de 2018 (la relación se cortó en febrero) la convenció para que pidiera un préstamo de 13.000 euros que el acusado le entregó después a su madre en presencia de la víctima.

Vinculado a ese préstamo en la entidad Bankinter Consumer, la mujer, en la creencia de que la situación del acusado era desesperada y que le devolvería todo el dinero, gestionó una tarjeta de crédito vinculada a ese préstamo por valor de 6.000 euros. Y así hasta los más de 60.000 euros que reclama la fiscalía para la víctima, con los intereses legales por el tiempo transcurrido.