Blanca Fernández: “El obispo emérito Antonio Algora era una gran persona y desarrolló una gran labor en Ciudad Real”

Fran Solís Ciudad Real
La consejera de Igualdad, Blanca Fernández / Clara Manzano

La consejera de Igualdad, Blanca Fernández / Clara Manzano

Algora, zaragozano de origen, era muy querido en Ciudad Real y ejerció el obispado durante trece años

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha querido transmitir hoy en nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha el pésame al Obispado de Ciudad Real por el fallecimiento del obispo emérito, Antonio Algora, cuya misa exequial ha tenido lugar esta mañana en la Catedral de Ciudad Real.

Fernández, ha mandado también un abrazo “muy sentido” a los familiares y a todo el personal del Obispado en su conjunto porque “entendemos que es una gran pérdida”.

Desde su punto de vista el obispo emérito “era una gran persona y desarrolló una gran labor en Ciudad Real” por lo que “desde el Gobierno regional pensamos que es importante mostrar las condolencias y la solidaridad en un momento tan complicado para el Obispado de Ciudad Real”.