La policía disuelve una concentración de feligreses en Ciudad Real después de que un cura sacara la imagen de una virgen

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Foto de la virgen en el zaguán de la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles

Foto de la virgen en el zaguán de la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles

Los agentes obligaron a los feligreses a volver a sus casas y al párroco a volver a guardar la imagen de la virgen en el interior de la iglesia.

Agentes de la Policía Nacional tuvieron que disolver en la tarde de este Domingo de Ramos una concentración de feligreses en las inmediaciones de la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles de Ciudad Real, donde el párroco sacó la imagen de la Virgen de la Salud a la puerta de la iglesia y congregó a un número de feligreses en pleno estado de alarma.

Según han confirmado a Lanza fuentes policiales, un vecino de la zona realizó una llamada al 092 para avisar a la Policía Nacional de la presencia de varias personas en las inmediaciones de la iglesia. Tras personarse allí, los agentes comprobaron que el párroco había sacado al zaguán de la iglesia la imagen de la Virgen de la Salud, que cada Domingo de Ramos procesiona con la Hermandad del Prendimiento.

Los agentes obligaron a los feligreses a volver a sus casas y al párroco a volver a guardar la imagen de la virgen en el interior de la iglesia. Así mismo, los agentes levantaron acta de lo allí ocurrido para «depurar responsabilidades», ya que durante el estado de alarma los ciudadanos han de estar en sus domicilios, además de estar prohibida la concentración de personas, han señalado las fuentes policiales.

Así mismo, otras fuentes consultadas por Lanza han confirmado que «algunas vecinas» bajaron a la puerta de la iglesia al ver que el cura había sacado la imagen de la Virgen de la Salud, llegando algunas de éstas incluso a besar la imagen.