Los empresarios de Ciudad Real: “No ha habido alegría”

Julia Yébenes Ciudad Real
La hostelería es una actividad muy estacional / Lanza

La hostelería es una actividad muy estacional / Lanza

El presidente de Fecir, Carlos Marín, ha achacado una cierta desaceleración en el consumo y en la actividad empresarial en la provincia a la falta de inversiones y a la competencia desleal. A su juicio, tan solo la Diputación provincial ha mantenido el ritmo inversor en los pueblos de la provincia, una política que “hay que agradecer”.

El presidente de la Federación de Empresarios de Ciudad Real, (Fecir), Carlos Marín, asegura que la provincia vive un escenario económico “algo parado”, a tenor de los “síntomas” que ha mostrado en el mes de agosto, y los balances del periodo estival en sectores como Hostelería, Automoción, Construcción o Turismo.

“El verano no se ha dado como se tenía que dar, no hay alegría”, ha asegurado en declaraciones a lanzadigital.

Marín ha achacado este parón provincial en el consumo y en la actividad empresarial a la falta de inversiones y a la competencia desleal. A su juicio, tan solo la Diputación provincial ha mantenido el ritmo inversor en los pueblos de la provincia, una política que “hay que agradecer”.

El máximo portavoz de la patronal de Ciudad Real ha criticado el aumento de la fiscalidad a las empresas, “porque de esta manera no podrán reinvertir ni generar puestos de trabajo”, ya que, según recuerda, en la provincia ciudarrealeña “hablamos de microeconomía”.

“Si creas un ambiente en el que se va a recaudar más en porcentaje (con impuestos como el IRPF) que en volumen (a través de los beneficios), tienes un problema”, ha indicado, a la vez que ha apostado por “poner las bases para que las empresas trabajen sin tanta presión”.

En este sentido, ha recordado que “más del 90% de las empresas de la provincia no reparten beneficios, sino que lo reinvierten para seguir creciendo, para modernizarse y contratando”.

También ha reiterado que el 80% del tejido industrial “son autónomos y pequeñas o microempresas”, si apenas capacidad de reacción ante una alta fiscalidad o retroceso en el consumo.

Que coticen

De la misma forma, ha cargado contra la economía sumergida y los falsos autónomos, a los que “simplemente queremos que se persiga para que coticen, y así la Administración podrá recaudar más”.