Nace la ONG Buen Camino para combatir la soledad

Aurora Galisteo Ciudad Real
José Luis Neira en la redacción de Lanza / Clara Manzano

José Luis Neira en la redacción de Lanza / Clara Manzano

Un grupo de voluntarios de Ciudad Real se han organizado para dedicar algunas horas de su tiempo a prestar compañía y, también, a trabajar para evitar que haya personas sin hogar que no tengan cubiertas unas necesidades mínimas diarias, tales como comida, techo, ropa, aseo personal y asistencia social y sanitaria

Hace escasas semanas que se ha constituido en Ciudad Real una nueva organización no gubernamental (ONG), y de interés social, Buen Camino, cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida de las personas en situación de aislamiento y con necesidad de compañía social.

Su presidente, y principal impulsor, José Luis Neira, ha explicado a Lanza que esta organización, que nace con vocación de trabajar en todo el ámbito nacional, tiene su base en los voluntarios, personas de todas las edades que están dispuestas a dedicar unas horas de su tiempo a prestar compañía, a colaborar para que ninguna persona “tenga que vivir con un sentimiento de vacío interior, estrés y angustia emocional; nuestro objetivo es cambiar eso por una ilusión y esperanza, compartiendo el tiempo con personas que quieren estar en compañía, sintiéndose valoradas, escuchadas y, en definitiva, dignas de su vida”.

La soledad

Hasta hace poco, la soledad era un fenómeno propio de la vejez o de la soltería pero, en una sociedad cada vez más individualista y menos solidaria, hay un nuevo perfil con especial dificultad para hacer amigos y mantenerlos: el de los hombres y las mujeres de mediana edad.

Es a este sector de la población al que va dirigida, especialmente, la acción de los voluntarios de la ONG Buen Camino. “Vivir en soledad nos puede pasar a todos en cualquier momento de nuestra vida”, explica Neira quien añade que en la sociedad actual hay muchas organizaciones que trabajan, de forma muy efectiva, para evitar la soledad de las personas mayores, “pero ninguna se ha parado a pensar que la soledad es un mal que afecta, también, de forma cada vez más llamativa, a personas de mediana edad, de entre 20 y 60 años, que no tienen un espacio social donde compartir experiencias, realizar actividades conjuntas o, simplemente, hacer amigos”, indica.

Estudio

Entre otros, Neira cita el último estudio de la Fundación ONCE “La soledad en España” en el que se indica que más de la mitad de la población española admite haber experimentado en algún momento cierta sensación de soledad. “Es la soledad uno de los grandes males de la sociedad moderna, se siente, incluso, estando en compañía; hay personas que tienen problemas para relacionarse, experimentan el vacío en sus casas y necesitan compartir tiempo y espacio”, añade.

En este sentido, José Luis Neira afirma que esta ONG quiere “ser enlace y lograr” que la administración cree, o les ceda, un espacio para que la gente pueda compartir su tiempo, un lugar de encuentro donde compartir su día a día.

Trabajar coordinadamente

Para ello, ya se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Ciudad Real y con otras organizaciones que también trabajan en este ámbito como es el Teléfono de la Esperanza o la ONG Oretana Voluntariado Social, entre otras.

“Queremos contar con un espacio propio donde poder poner en marcha actividades de ocio, para disfrutar en grupo, o de atención social y subsidio, en función de las diferentes edades y situación social”, explica el presidente de Buen Camino. En ese espacio quieren desarrollar, también, diversas actividades como talleres, torneos, meriendas, encuentros… además de otras relacionadas con el deporte, la actividad cultural, el contacto con la naturaleza, etc.

“Queremos llevar a cabo acciones concretas, y actividades diversas, para reestablecer el entorno social y relacional de la persona de cualquier edad, individual y colectivamente”, añade Neira, creando un compromiso de cada ayuntamiento y trabajando, también, en la búsqueda de soluciones a las personas que viven solas en sus domicilios, con las limitaciones y dependencias propias de la edad o con escasez de recursos”, explica.
El objetivo último es mejorar la calidad de vida mediante apoyo emocional, compañía, relación y amistad.

Cubrir las necesidades mínimas de las personas sin hogar

Otro de los objetivos fundamentales de la ONG Buen Camino es el evitar que haya personas sin hogar que no tengan cubiertas unas necesidades mínimas diarias, dignas de cualquier persona, tales como comida, techo, ropa, aseo personal y asistencia social y sanitaria.
“Nos gustaría ser portavoces de las personas sin hogar”, añade José Luis Neira quien explica que quieren coordinarse con todas las instituciones y organizaciones que trabajan en este campo. “La idea es que nos coordinemos entre todos para evitar que haya personas que vivan en la calle”, indicó.

Financiación

La ONG Buen Camino cuenta ya con un grupo de socios de Ciudad Real. En cuanto a su financiación, José Luis Neira explica que los socios pagan una cuota anual de 10 euros y, además, él mismo está terminando de escribir un libro “con herramientas para mitigar la soledad”, que saldrá a la venta este verano y cuyas ventas se destinarán, en gran parte, a financiar la asociación.

Las personas que estén interesadas en colaborar con la ONG Buen Camino pueden solicitar más información en el correo electrónico buencamino1122@gmail.com