SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social

Aurora Galisteo Ciudad Real
Francisco Matas, Gustavo González y Lucio García en la redacción de Lanza /J. Jurado

Francisco Matas, Gustavo González y Lucio García en la redacción de Lanza /J. Jurado

La Organización No Gubernamental Solidaridad Manchega, SOLMAN, celebra este año el 25 aniversario de su fundación, un cuarto de siglo de trabajo colectivo incansable en los que su impacto social ha llegado a miles de personas de decenas de países en desarrollo, al tiempo que ha logrado “calar hondo” en el seno de la sociedad ciudarrealeña donde ha desarrollado centenares de acciones de sensibilización, convencidos de que la educación “es la herramienta para cambiar el mundo”

En 1994 nace la Organización No Gubernamental para el Desarrollo Solidaridad Manchega, SOLMAN, a raíz de la inquietud de un pequeño grupo de personas preocupadas por las diferencias y problemas sociales del mundo.

Lucio García, uno de los socios fundadores, acababa de llegar, entonces, de Guatemala donde había vivido 12 años, trabajando como misionero. Llegó a Ciudad Real y se planteó, según explica él mismo en una entrevista concedida a Lanza, la posibilidad de contar esa experiencia “y hacer algo para cambiar el mundo que no caminaba bien”.

Y así fue como un grupo de personas, entre las que estaba también Francisco Matas, se plantearon si unirse a alguna organización para colaborar o, poner en marcha una diferente “donde tuvieran cabida todo tipo de opiniones e ideologías”, añade.

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

SOLMAN ya cuenta con un cuarto de siglo de trabajo colectivo incansable en los que su impacto social ha llegado a miles de personas de decenas de países en desarrollo, al tiempo que ha logrado “calar hondo” en el seno de la sociedad ciudarrealeña donde ha desarrollado centenares de acciones de sensibilización, convencidos de que la educación “es la herramienta para cambiar el mundo”.

Al mismo tiempo que las acampadas por el 0,7

Echando la vista atrás, Lucio García recuerda que la fundación de SOLMAN se produjo en el otoño de 1994, coincidiendo con la amplia movilización que se extendió por toda España solicitando que los partidos políticos asumieran el compromiso de que la ayuda oficial al desarrollo alcanzara el 0’7% del PIB. “Fueron miles de personas, estudiantes, integrantes de ONG y movimientos sociales, comunidades cristianas de base… las que acamparon en el Paseo de la Castellana, y en todo el país se multiplicaron las movilizaciones”, recuerda.

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

“Había un caldo de cultivo muy propicio para desarrollar acciones de cooperación y nos lanzamos a ver qué podíamos hacer; entonces los recursos eran nulos y, desde el principio, siempre hemos trabajado con ONG’s con contraparte en los países”, explica Francisco Matas.

En esa primera reunión fundacional eran 14 las personas dispuestas a trabajar y colaborar. Hoy SOLMAN cuenta con más de 300 asociados y centenares de voluntarios.

Proyectos

Es difícil detallar con exactitud cuántos proyectos de cooperación internacional han puesto en marcha esta organización a lo largo de sus 25 años. Su actual presidente, Gustavo González, indica que han tenido presencia en más de 20 países, sobre todo de África y Latinoamérica, donde se han apoyado, con recursos materiales y humanos, centenares de proyectos haciendo siempre ‘protagonistas’ a las comunidades de su propio desarrollo. “Son proyectos que se desarrollan conjuntamente con socios locales que forman parte insustituible en su ejecución, de manera que las comunidades locales refuerzan su auto-capacidad de desarrollo”, explica.

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

El primer proyecto, máquinas de coser para El Chad y Nicaragua

Lucio García recuerda el primer proyecto de cooperación que pusieron en marcha. “Con 200.000 pesetas que nos dio la Diputación provincial compramos máquinas de coser y pusimos en marcha dos talleres de formación profesional en El Chad y Nicaragua”. Y así comenzó la andadura de esta organización y de sus integrantes que tienen en su ADN bastante parte de ‘locura’.

Si algo no ha cambiado en estos 25 años son sus objetivos prioritarios: el trabajo a favor de la justicia, el respeto; la igualdad y la dignidad de todas las personas allá dónde se encuentren.

Para ello, canalizan su labor de cooperación y solidaridad en tres ejes principales de actuación: Proyectos para el Desarrollo, Cooperantes y Proyectos de Sensibilización.

Los destinatarios de su ayuda son las comunidades, aldeas o municipios en donde, por una necesidad concreta o un plan de trabajo, elaboran una propuesta de ayuda (proyecto) que, una vez estudiada, aceptan o no según la viabilidad del proyecto y de sus posibilidades.

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

SOLMAN: 25 años de trabajo por el desarrollo social /Lanza

Dar a conocer la realidad del Tercer Mundo

“A lo largo de estos 25 años nos hemos centrado en dar a conocer la realidad del Tercer Mundo en nuestra sociedad a través de actividades de sensibilización y educación para el desarrollo”, añade Lucio García. Además, SOLMAN realiza una importantísima labor para canalizar fondos para colaborar en proyectos de cooperación al desarrollo: educación, sanidad, agricultura, vivienda, infraestructuras, ayuda humanitaria y emergencias…, y ofrece también la posibilidad de enviar cooperantes para participar sobre el terreno en proyectos de desarrollo.

Para realizar estas actividades se ha venido contando con la colaboración y participación de diversas instituciones públicas y privadas: Junta de Comunidades, Diputación de Ciudad Real, Universidad de Castilla La Mancha, Ayuntamientos, colegio profesionales, empresas privadas, aportaciones particulares de personas y socios colaboradores.

Otro mundo es posible

“Desde hace ya 25 años, en SOLMAN, mantenemos la fe y la esperanza, y seguimos trabajando porque confiamos firmemente en que otro mundo es posible. A lo largo de este tiempo hemos realizado más de 200 proyectos de desarrollo en más de 20 países: Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Togo, Sierra Leona, Burkina Faso, Ecuador, Perú,… proyectos que respetan el impacto medio ambiental, siguiendo un modelo de desarrollo sostenible y con enfoque de Derechos Humanos”, indica Francisco Matas.

Cooperantes

A los largo de estos 25 años varios países, entre ellos El Salvador, Togo, Perú, Honduras, Guatemala, Chad o Nicaragua, entre otros han podido contar con la ayuda de cooperantes. Más de 250 personas han viajado a lo largo de este cuarto de siglo con SOLMAN a compartir sus conocimientos en educación, ingeniería o medicina, por poner algunos ejemplos.

Educación para el Desarrollo y Sensibilización

SOLMAN, ha llevado a cabo también un exhaustivo trabajo en materia de sensibilización, comenzando desde las edades más tempranas para extenderse hacia todos los ámbitos de la vida en nuestra sociedad.

Son numerosas las iniciativas que desarrolla en colaboración, con colegios, institutos o la propia universidad. Así, y por poner sólo algunos ejemplos, su Ciclo de Cine Solidario va a celebrar este año su 24 edición, la séptima el Cine de Verano en la Biblioteca pública, se han llevado a cabo hermanamientos, intercambios de centros escolares, tienen abierto durante todo el año el mercadillo solidario, actividad que se intensifica en Navidad, etc.

La educación, para cambiar el mundo

Lucio García explica que la actividad de SOLMAN ha sido imparable. “Tuvimos unos años muy malos, cuando la ‘crisis-estafa’, en los que dejamos de recibir recursos públicos y hubo que reducir la cooperación. Aun así seguimos adelante con varios proyectos y en esa época decidimos también poner en marcha el proyecto de clases de apoyo escolar a niños y niñas de Ciudad Real sin recursos, en el que seguimos trabajando en la actualidad, con la colaboración de maestros y profesores y otras organizaciones como Cruz Roja, Cepaim, Maternando y hasta los propios colegios de la ciudad, y en el que están participando alrededor de 25 chavales”, añade.

“La educación es la herramienta para cambiar las situaciones” y por ello desde SOLMAN se han apoyado muchos proyectos que tienen que ver con esta área. Llama especialmente la atención el hecho de que la mayor parte de las cuotas que pagan los socios de esta organización se destine a sufragar becas universitarias y de FP, alrededor de 25 anuales, en países como Guatemala, El Salvador, Honduras o Togo.

Celebración del 25 aniversario

Por último, Gustavo González indica que para celebrar este importante aniversario están montando una exposición, resumen de estos 25 años, que se podrá ver en Ciudad Real después del verano. Otras acciones previstas serán la presentación de un libro, que estará prologado por Federico Mayor Zaragoza, o el desarrollo de diversos proyectos en todos los institutos de Ciudad Real y Miguelturra, con la colaboración, también, de la Escuela de Artes Pedro Almodóvar.