“Tenía la responsabilidad de dar un paso al frente ante una situación muy complicada para Ciudad Real”

Cañizares asegura que asume la candidatura por responsabilidad con el partido y con la ciudad /Clara Manzano

Cañizares asegura que asume la candidatura por responsabilidad con el partido y con la ciudad /Clara Manzano

Francisco Cañizares asegura que ha asumido la candidatura la Alcaldía de Ciudad Real capital por un sentimiento de responsabilidad política y personal para intentar recuperar el gobierno de una de la localidad más importante por el número de habitantes de la provincia, donde el PP gobernó durante 20 años.

PREGUNTA.- Cuando fue elegido presidente provincial del PP, en otra entrevista, le pregunté si estaba predestinado para ser candidato a alcalde de Ciudad Real. En aquél momento me echó balones fuera, pero, al final, parece que todo estaba encarrilado…

RESPUESTA.- La capital de la provincia es una de las localidades más importantes, por población, sin menospreciar al resto, y había un gran interés en buscar una solución. Estoy convencido de que podíamos tener alternativas tan buenas o mejores que la mía, pero yo tenía una responsabilidad: el deseo de dar un paso al frente en una situación que creo que es complicada para mi ciudad, en la que veo un parón importante. Tanto de las expectativas sociales como económicas, de posicionamiento de en estos cuatro años que es preocupante. No sé si habremos acertado, pero, sin duda, tenía la ilusión y las ganas de dar ese paso al frente y para ello he contado el respaldo del partido local, provincial y regional.

P.- Después de la etapa Selas, con este ya en el PSOE, este partido gobernó con IU entre el 91 y el 95 y ahora ha vuelto a gobernar con Ganemos estos cuatro años. En medio el PP gobernó 20 años y también fue el más votado la última vez, aunque no pudo gobernar. ¿Cómo analiza todo esto?

R.- El PP ha sido el protagonista del mayor cambio que ha tenido Ciudad Real en muchísimo años. Se puede achacar, es verdad a otras muchas circunstancias, pero las ciudades tienen elementos a favor y en contra. Lo buenos es provechar los positivos y superar los negativos. Los 20 años del PP, Ciudad Real los supo aprovechar y pasó de ser la famosa “capitaleja” a ser realmente la capital de la provincia, un referente económica, social. Con más aciertos, con algunos errores, se generaron unas expectativas de futuro en la ciudad importantes y una calidad de vida valorada a nivel nacional. Eso, lejos de irse mejorando en estos cuatro años con un gobierno que se formó en contra del PP, aun habiendo perdido las elecciones estos partidos, se ha frustrado porque ni tan siquiera han seguido el camino que ellos tenían previsto seguir. Buscaron con esa alianza recuperar determinados servicios municipales con las remunicipalizaciones y eso saltó por los aires diciendo que no se podía hacer o porque no supieron hacerlo y han estado entretenidos en eso buena parte de la legislatura.  Ahora, por ejemplo, tenemos más zona azul que hace cuatro años, aunque querían quitarla. Por otro lado, muchas de las cosas buenas que había se han ido deteriorando, como los servicios públicos, mantenimiento urbano, limpieza, escuelas municipales, área de la mujer. En cuanto a obras e infraestructuras, parón absoluto en la ciudad, más cuando se ha vivido una etapa de bonanza económica, con el ingreso del IBI atrasado del hospital o la llegada de los fondos Edusi.

P.- Evidentemente, no cree que Ciudad Real pueda seguir gobernada por un pacto de izquierdas…

R.- Creo que no van a salir las cuentas  Después de la marcha de la candidata de Ganemos en las últimas elecciones, creo que este partido va a perder posiciones y ellos son conscientes de su falta de peso. Tampoco tienen mucho que ofrecer de su pacto de Gobierno con el PSOE a sus votantes y, segundo, porque vienen de una dinámica nacional calamitosa. Estamos viendo los problemas dentro de Podemos, líos que son consecuencia de un debilitamiento importante de Podemos y de las marcas que se generaron en 2015 a nivel general.

P.- Con las mayorías tan claras de Gil-Ortega o Rosa Romero, se decía que Ciudad Real era una ciudad de derechas, conservadora. ¿Cree que sigue siendo así?

R.- Los ciudadanos votan siempre lo que quieren y a veces se sacan conclusiones muy simples de los resultados. Ciudad Real lo que sí descubrió en aquellos años es que las cosas se hacían razonablemente bien y decidió votar al PP porque le convencía lo que se estaba haciendo. Ahora nos preguntamos cómo es posible que los partidos de derecha hayan ganado en Andalucía si era el feudo del PSOE, y no nos damos cuenta de que hay mucha gente que no tiene una ideología muy definida, sino que premia y castiga según cómo les va y las expectativas que tenga.

P.- Hay gente que especula ya con los votos de hace cuatro años de partidos que ya no están, UPyD; Unidad Castellana, UCIN, no que se sabe si conformarán lista local o VOX, que sacó unos 700 votos y ahora se piensa que pueda lograr algún concejal. ¿Qué importancia tendrá todo esto?

R.- La idea que yo tengo es ofrecer un proyecto de ciudad, de lo que quiero para la capital. Con mis ideas que son las del PP, pero ofreciendo una alternativa que pueda convencer a los ciudadanos. Luego los votos vendrán de donde vengan, que para eso son de los ciudadanos. De los que votaron al PP la última vez, de otros partidos. La situación política actual hace que se trasvasen votos de un partido a otro no sabemos muy bien porqué. Lo que suele pasar siempre es que se acierta a posteriori. Lo que sí es fácil saber de partida es tener un proyecto que les convenza, que les ilusiones, que les haga votar a una determinada lista. En eso, el PP tiene que hacer las cosas bien.

P.- Convencido como está de que no habla mayorías absolutas, si es el partido más votado en la capital, a quién se va a dirigir, ¿a Ciudadanos? Ahora, la pregunta que se le hace a todos los candidatos del PP es si con VOX también…

R.- Veremos qué mayoría puede salir. Si es necesario solo uno de esos partidos, si los dos. Lo veremos cuando salga el resultado y tengamos que afrontar la situación si nos tenemos que enfrentar ante un panorama de fragmentación para forjar acuerdos que puedan dar lugar a coaliciones y que los ciudadanos tengan al frente de su ayuntamiento las ideas que son mayoritarias, con unos programas claros que resuelvan sus problemas. Que se puedan conseguir las cosas que hagan crecer a Ciudad Real en los próximos años y, por eso, voy a intentar llegar a acuerdos con quien se preste a llegar a acuerdos si soy una opción de Gobierno clara.

P.- ¿Hay líneas rojas en este planteamiento?

R.- Con quien no voy a  hablar, seguro, ES con Podemos, Ganemos o quien se presente con otro nombre. Con el PSEO también es complicado, porque uno es la alternativa del otro. Con el reto de partidos estaremos abiertos para buscar una solución de gobernabilidad.

P.- Cuando se le pregunta por los nombres de la candidatura, siempre remite a abril. No sé si piensa en mantener a personas del actual Grupo Municipal, cuántos…

R.- Los tiempos son los que son y para las listas electorales, lo primero, es que se convoquen las elecciones. La labor del candidato es primero darse a conocer y estar preparado para desarrollar su trabajo en la campaña.  Para eso hay que tener claro quién es el candidato cuanto antes y por eso nos hemos adelantado. Creo que en el actual Grupo Municipal ha gente extraordinaria, todos. En varias legislaturas, han hecho una buena labor tanto en el Gobierno como ahora en la oposición y han hecho cosas muy buenas por la ciudad. Pero será una legislatura nueva y es una lista nueva. Habrá novedades y no van a repetir todos, como es lógico. También porque es ley de vida que haya cierta renovación en los partidos, en los equipos, para afrontar tiempos nuevos, como el que se avecina para Ciudad Real.