González Caballero: “Ya está bien que el PP empiece a escuchar a los ciudadanos, de haberlo hecho antes hubiera ahorrado mucho sufrimiento”

Lanza Ciudad Real
Miguel González Caballero, diputado regional del PSOE /Lanza

Miguel González Caballero, diputado regional del PSOE /Lanza

Le contesta a Merino “fíjese si hay iniciativa política en Castilla-La Mancha, que hace unos días se aprobó una Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género, que es la Ley más avanzada de toda Europa”.

El diputado regional del PSOE, Miguel González Caballero, ha manifestado que “ya está bien que el PP empiece a partir de ahora a escuchar a los ciudadanos, ya que de haberlo hecho antes, hubiera ahorrado mucho sufrimiento”, afirma.

Como también sería importante, -añade el parlamentario socialista-, que la diputada `popular´, Lola Merino,  “supiera de verdad lo que está pasando en Castilla-La Mancha, ya que sus declaraciones sobre que no hay iniciativa política en la región y que las cosas van mal,  también debe ser fruto de esa sordera que ha tenido durante tanto tiempo”, critica González Caballero, quien le contesta a Merino “fíjese si hay iniciativa política en Castilla-La Mancha, que hace unos días se aprobó una Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género, que es la Ley más avanzada de toda Europa”.

Señala además el diputado regional del PSOE, que el hecho de que Castilla-La Mancha esté progresando desde que gobierna Emiliano García-Page, “es una evidencia”, y pone como ejemplo que hoy la región tenga siete puntos más de PIB que en 2015, que se genere empleo hasta el punto de que dependiendo de un mes u otro  sea la segunda o la tercera comunidad autónoma que más empleo promueve, que se estén batiendo récords de exportaciones mes a mes o que sea la región que mejor gestiona la Ley de Dependencia, habiendo aumentado en un 60% los beneficiarios, con respecto a 2015.

Dice González Caballero, que tal vez el PP hubiera logrado los mismos buenos resultados, “si hubiera estado más pendiente de las personas y menos de recortarles derechos”, y recuerda que Merino fue cómplice de la privatización sanitaria que pretendió ejecutar Cospedal, “de los despidos de tres mil sanitarios, de los despidos de seis mil docentes, del cierre de escuelas rurales, de los expedientes atrasados de cientos de personas dependientes, y del ascenso del paro regional”, lamenta para finalizar.