Jesús del Perdón vive otra multitudinaria muestra de fervor popular

Lanza
Ciudad Real

El patrón de Manzanares, Nuestro Padre Jesús del Perdón, vivió este sábado otra multitudinaria muestra de fe de su pueblo. Como cada 14 de septiembre se celebró el sábado la procesión en la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz. Miles de fieles esperaron en la Plaza de la Constitución la salida de la venerada imagen desde la Parroquia de la Asunción antes de recorrer su itinerario habitual y de volver, en esta ocasión, al mismo lugar de salida debido a las obras de reconstrucción de la ermita de la Vera Cruz.

Centenares de fieles y hermanos participaron en dos largas filas que acompañaron al patrón en su recorrido procesional por calles con balcones y ventanas engalanados mayoritariamente con banderas de España y con mucho público en las aceras para ver su paso. Las bandas de música Maestro Ibáñez de Valdepeñas, y Julián Sánchez-Maroto de Manzanares, realizaron el acompañamiento musical, que además fue desinteresado como colaboración de ambas agrupaciones en la sobras de reconstrucción de la ermita de Jesús del Perdón, hecho que su Hermandad ha agradecido públicamente.

Todas las hermandades y cofradías penitenciales de Manzanares desfilaron en la procesión tras el estandarte de la Junta de Cofradías de Semana Santa, que lució crespón negro en recuerdo del sacerdote D. Jesús Palop, fallecido hace unos días.

Precediendo la carroza de Jesús del Perdón participaron mujeres con la clásica mantilla, entre ellas, la Zagala Mayor y Zagalillas de las fiestas de Manzanares. También lo hicieron el Hermano Mayor, Agustín Trujillo, y el pregonero de las fiestas, Manuel Gallego. El patrón portó, como es habitual en estos casos, la réplica del fajín verde que recibió del General Sebastiani en la Guerra de la Independencia y el bastón de mando que le acredita como alcalde Honorario de la ciudad.

Tras las autoridades religiosas participaron las civiles, encabezadas por el alcalde, Antonio López de la Manzanara. La procesión se completó con fieles que prefirieron ir tras la imagen de Jesús del Perdón.

Todo el recorrido se realizó con la devoción, orden y recogimiento que es habitual y que fue puesto de relieve por la hermandad del patrón, que volvió a la parroquia de la Asunción en medio del repique de campanas alrededor de las once de la noche.