La Policía Nacional realizó 33 reuniones en la provincia con responsables del sector sanitario

Lanza Ciudad Real

En el 2019, en la demarcación policial de esta provincia, solo constan dos denuncias por amenazas y malos tratos a médicos del sector público y una denuncia por amenazas a médicos del sector privado.

La Policía Nacional cuenta con la figura del interlocutor policial nacional sanitario, que se encarga de coordinar, cooperar, desarrollar y ejecutar las actuaciones relacionadas con cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario. Además son el punto de contacto permanente con los representantes de los centros médicos, colegios profesionales y autoridades territoriales competentes.

La figura del interlocutor policial sanitario fue creada para poner freno a las agresiones, garantizando una atención personalizada a los profesionales sanitarios que sufran violencia o amenazas.

Con el objetivo principal de disminuir los actos delictivos cometidos en centros médicos, el interlocutor mantiene continuas reuniones con el sector sanitario para  establecer una comunicación más fluida y adoptar las medidas de seguridad para disminuir el riesgo. Además ofrece asesoramiento a los centros que lo soliciten para prevenir agresiones y formar a los propios sanitarios con medidas de autoprotección.

En la demarcación policial de la provincia de Ciudad Real, se encuentran censados 203 centros sanitarios, tanto públicos como privados, que han sido catalogados en función del riesgo.

Por parte del interlocutor policial sanitario de esta provincia durante el año 2018 se realizaron un total de 33 reuniones con responsables del sector, colegios profesionales, gerencias, sindicatos y personal directivo.

Se organizo una jornada en el Hospital General de Ciudad Real de prevención de agresiones mediante técnicas de contención verbal y escucha activa, que corrió a cargo del equipo del interlocutor policial sanitario nacional, y se participo en una Mesa redonda sobre agresiones a profesionales sanitarios en el Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real.

Según los datos estadísticos de las agresiones producidas, 2018 se cerró con un total de 298 hechos a nivel nacional; en la demarcación policial de esta provincia durante ese año constan dos denuncias por amenazas y malos tratos de obra a médicos del sector público y una denuncia por amenazas a médico en el sector privado. También fueron atendidas 176 demandas de colaboración preventiva con los servicios sanitarios con motivo de la asistencia a pacientes potencialmente agresivos.

Desde los colegios profesionales, de médicos, enfermeros y de odontólogos, manifiestan la buena acogida del Plan, que ha supuesto:

  • El incremento de las medidas preventivas, asistenciales, investigativas, formativas e informativas que garantizan el normal ejercicio de la actividad sanitaria.
  • La mejora de la comunicación por la creación de la figura del “Interlocutor Policial Territorial Sanitario”, conocido personalmente por los profesionales sanitarios.
  • Una mejora de la colaboración y coordinación de la Policía Nacional con las autoridades sanitarias.
  • Una mayor tranquilidad en los profesionales sanitarios como consecuencia del aumento de la vigilancia en las inmediaciones de los centros de salud.
  • Una actividad formativa que ha mejorado la información de los profesionales de la salud.
  • Una mayor concienciación de la población sobre la consideración de autoridad sanitaria, de los profesionales de la salud.

Los colegios profesionales indican que todas las partes implicadas, colegios profesionales y policía deben trabajar en la misma línea, concienciando a todo el personal sanitario que sea víctima de amenazas o agresiones, de la necesidad de formular denuncia, para que dichos hechos no queden impunes. También inciden en la necesidad de que las medidas de seguridad deben ser uniformes en todos los centros sanitarios.