Infantilandia congrega a más de 1.700 niños en La Solana

Gabriel Jaime La Solana

Media docena de profesionales del área de Juventud e Infancia, cuatro conserjes y una veintena de chicos y chicas de prácticas de los diferentes cursos que se desarrollan a lo largo del año estuvieron pendientes de los jóvenes.

Infantilandia registró una participación de unos 1.700 niños y niñas durante los tres días de celebración, con datos de asistencia muy similares a las últimas ediciones. El parque infantil organizado por la concejalía de Infancia en el pabellón Antonio Serrano propuso múltiples actividades de ocio para los chavales en cuatro zonas distintas.

El éxito de Infantilandia volvió a ser notorio. Cientos de escolares acudieron cada jornada, en horario de mañana y tarde, para disfrutar con los variados juegos y talleres. Se vendieron más de 400 abonos, a los que habría que sumar entre 350 y 400 entradas sueltas cada día, contabilizando una participación total de unos 1.700 escolares, según argumentó el coordinador del Área de Juventud e Infancia, Juan Pedro Ocaña, en el balance final. Lo más destacado, es que no hubo ningún tipo de percance de importancia, amén de alguna torcedura o alguna quemadura de poca importancia con las lonas de los hinchables, indicó.

La asistencia de público fue parecida a la de años precedentes y los niños y niñas lo pasaron estupendamente, dijo Ocaña, recalcando la gran oferta que se planteaba repartidas en cuatro zonas. Había un área para hinchables con castillos, tobogán gigante, rocódromo y campo de fútbol. Otro espacio estaba dedicado a las videoconsolas, futbolines y otros juegos. También hubo una zona para el desarrollo de talleres con tres propuestas cada jornada, y donde los participantes pudieron elaborar brazaletes de gomaeva, chapas decorativas, tatuajes, broches y manualidades navideñas, entre otras. Finalmente, se instaló una zona de ludoteca especialmente para los niños y niñas de 3 a 7 años con diversas actividades.

Más de una treintena de personas velaron en todo momento por la muchedumbre, según indicó Ocaña. Media docena de profesionales del área de Juventud e Infancia, cuatro conserjes y una veintena de chicos y chicas de prácticas de los diferentes cursos que se desarrollan a lo largo del año estuvieron pendientes de los jóvenes. También hubo dos personas procedentes de los Planes de Empleo para atender el ropero, la novedad de esta edición.

El coordinador también anunció que cuentan con 160 escolares matriculados para la programación especial de Navidad en la Casa del Niño que se desarrollará durante los días 2, 3, 4 y 7 de Enero en jornadas de mañana y tarde. El contingente lo forman niños con edades comprendidas entre los tres y los diez años, según señaló, con un gran surtido de actividades previstas.