Luis del Olmo impulsa La Solana como capital mundial de la zarzuela

Lanza La Solana
Luis del Olmo con el presidente de la Diputación de Ciudad Real José Manuel Caballero / Lanza

Luis del Olmo con el presidente de la Diputación de Ciudad Real José Manuel Caballero / Lanza

El veterano periodista ha sido el pregonero de esta edición de la Semana de Zarzuela. La gala inaugural de anoche sirvió para homenajear a título póstumo al tenor Antonio Lagar, 'Juan Pedro Mayor', y a la soprano Monserrat Caballé

Luis del Olmo impulsó anoche la internacionalidad de la Semana de la Zarzuela, definiendo La Solana “como capital mundial de la zarzuela, recordando que hay zarzuelas en América, en Argentina (como origen del tango), pero además cruzó el Pacífico y llegó a las Filipinas, por lo que sería un gran acierto, si en las próximas ediciones se convirtiera en internacional para escuchar esas otras cientos de zarzuelas que se hicieron en otros países del mundo”.

Con su inconfundible voz Del Olmo comenzó su pregón refiriéndose a los orígenes de la zarzuela, “con dos padres de mucho fuste, Calderón y Lope de Vega, lo mejor de nuestro Siglo de Oro, que fueron los primeros que incluyeron sus canciones en su teatro en verso para darle más variedad, en el Palacio de la Zarzuela, en 1653, y como Calderón, poco después en una de sus obras, incluye un personaje femenino llamado zarzuela que dice sobre su pieza ‘no es comedia sino solo una fábula pequeña que se canta y se representa’, con estos dos grandes poetas y el entusiasmo de la Corte real, la zarzuela crece y crece y se convierte en un género propio, surgiendo los grandes compositores, y se construye en Madrid el Teatro de la Zarzuela”.

José Manuel Caballero con Luis del Olmo anoche en La Solana / Lanza

José Manuel Caballero con Luis del Olmo anoche en La Solana / Lanza

A afición nadie gana a La Solana

“Pero a afición no hay quien gane a La Solana del título de mayor índice de aficionados por metro cuadrado, y ¿a qué se debe esto?”, se regúntó el pregonero: “al azafrán”, afirmó y se remontó al uso de la especia por griegos, romanos y árabes, y a cómo “el primero que se atrevió a echar azafrán al arroz fue Alejandro Magno, al que tendríamos que nombrar como precursor de la paella, porque este plato sin azafrán es como un jardín sin flores o La Solana sin zarzuela”.

Tras aseverar que el azafrán de La Mancha es uno de los mejores del mundo, se remontó De Olmo al origen de la zarzuela ‘La Rosa del Azafrán’, obra manchega por excelencia “sobre la única rosa que no se marchita el mismo día,  creada por Fernandez Shaw. Federico Romero y Jacinto Guerrero”.

Para Del Olmo, “no hay fuerza de voluntad más entera y verdadera que la de un solanero cuando tiene afición, y sabe lo que está en juego, y de cultivo y cultura sabe mucho La Solana”, al tiempo que subrayó el gran trabajo de la ACAZ de periodistas y escritores por esta Semana de la Zarzuela, citando a Antonio García Cervigón y su libro “La Solana, el alma en la Zarzuela”.

Del Olmo ve en la zarzuela “libertad, alegría y sufrimiento, ritmo de fiesta, lamento de pena, humanidad. Es una vida cantada porque va destinada al pueblo y forma parte del pueblo, al escuchar al sembrador o las espigadoras”, y se centró en Catalina y su canción “aunque soy de La Mancha no mancho a nadie, porque La Mancha limpia de los males que atacan a los habitantes de la gran urbe, como contaminación, prisa, tensión, etc,  porque es limpia y auténtica: agua clara, pan candeal, vino sincero, queso, y el espíritu de la Rosa del Azafrán, una rosa que nace y muere el mismo día, pero su aroma permanece siempre en la memoria”.

Tras un fuerte aplauso, al pregonero le entregó un regalo de reconocimiento José Manuel Caballero, quien dijo anoche en La Solana que las administraciones tienen que hacer todo lo posible por ofrecer y tutelar la cultura de calidad en todos los ámbitos, sobre todo en el medio rural.

El pregonero y el resto de participantes en la inauguración anoche de la Semana de la Zarzuela / Lanza

El pregonero y el resto de participantes en la inauguración anoche de la Semana de la Zarzuela / Lanza

Momentos antes, el alcalde Luis Díaz Cacho, dio la bienvenida y remarcó el gran dinamismo de La Solana, especialmente en estos días por la Semana de la Zarzuela, agradeciéndole a Luis del Olmo su impresionante pregón, y se quebró su voz al recordar a Monserrat Caballé, quien ya ocupa el lugar más privilegiado entre las estrellas del cielo.

Octubre y rosa del azafrán

“Decir octubre en La Solana es decir Rosa del Azafrán, es hablar de nosotros, de nuestro pasado más reciente y nuestro futuro por venir, de nuestras costumbres. En Castilla La Mancha y España hay un pueblo que lleva 35 años cantando zarzuela”, comentaba y agradecía “el trabajo de decenas de mujeres, hombres, niñas y niños, profesoras y centros educativos, de la ACAZ de los que están y los que se fueron, de todos los que os dejáis la voz para hacer más grande esta villa”.

Para Díaz-Cacho, “la Rosa del Azafrán nos identifica con su costumbrismo y su compromiso por perseverar en la cultura. La Solana actual es integradora, tecnológica, solidaria e inclusiva, es la que conformamos los más de 15.600 solaneros que habitamos aquí en nuestro municipio”. Y remarcó como “la vida sin amor acaso es nada, la relación entre Sagrario y Juan Pedro siempre será actual. Por eso La Solana la canta y, cuando lo hace, el mundo se detiene. Porque decir La Solana es decir ACAZ y hablar de un pueblo único que, durante un mes, canta, interpreta y sueña, un pueblo comprometido con la cultura y la creatividad”.

Terminó el alcalde, recordando cómo “en este 2018 nos faltará la voz de Antonio Lagar y la palabra amena de Paquita Baena; pues Lagar y María Dolores Travesedo son a la Solana lo que ésta es a la Zarzuela”. Y se detuvo en Francisca Baena Coca, ‘Paquita’, la mujer que acompañó toda la vida al gran tenor Pedro Lavirgen fallecida el pasado mes de noviembre, reconociendo la gran labor del trío Lagar, Travesedo y La Virgen por La Solana.

El 'sembrador del año' recogió su premio de manos del alcalde y Antonio García-Cervigón / Lanza

El 'sembrador del año' recogió su premio de manos del alcalde y Antonio García-Cervigón / Lanza

Antes de sus palabras, el alcalde solanero había hecho entrega del premio “Sembrador del Año” al solanero Manuel Delgado, presidente de la Hermandad de San Sebastián y técnico de realización de servicios agrarios en PUVASA (Puerto de Vallehermoso), el cual destacó “como reconocer y opinar es un valor que define a quienes toman decisiones” y ensalzó la figura de la gente sencilla, panaderos, agricultores, jardineros.. y dio las gracias a la ACAZ, quien hizo mención a su familia.

Los hijos de Lagar recogiendo el premio póstumo a su padre / Lanza

Los hijos de Lagar recogiendo el premio póstumo a su padre / Lanza

Díaz-Cacho y Antonio García-Cervigón entregaron el reconocimiento Juan Pedro Mayor a los hijos de Antonio Lagar, Ana y José Antonio, y a Mª Dolores Travesedo, su socia en Musiarte, tras ver un audiovisual in memoria del tenor con la melodiosa voz en off de la presentadora del acto, y con la emoción a flor de piel, especialmente en las palabras de Travesedo dando las gracias.

Remarcó el presidente de la ACAZ el carácter internacional de la Semana de la Zarzuela, anoche, en el Día de la Hispanidad y de la Fiesta Nacional de España, recordando una visita de “dos hermanas peruanas hace tres años que llegaron desde su país para ver zarzuela, y animarnos a seguir en nuestro empeño”, al tiempo que destacaba “las miles de zarzuelas que hay en América (Cuba, Méjico, Venezuela, Argentina, etc), y la idea de Luis del Olmo de internacional nuestra Semana de la Zarzuela, esperamos que el próximo año vengan más embajadores aquí, trabajamos con la intención de que nuestra Semana sea declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional en 5 años”.

Recital a favor de la ermita de San Sebastián

Concluido el acto inaugural dio comienzo la gala lírica en la que intervinieron Antonio Vázquez, Luis Santana, Cecilia Lavilla Berganza y Beatriz Gimeno, junto al Coro titular de la ACAZ, y el pianista Antonio López Serrano.

Estaba prevista la presencia de Montserrat Martí Caballé, pero fue imposible por el reciente fallecimiento de su madre, la soprano Montserrat Caballé, la cual igualmente fue recordada y añorada antes y durante el recital, siendo memorable la interpretación del Coro de la ACAZ y de las 4 voces principales en su honor y en el de Lagar de la “Habanera” de Don Gil de Alcalá, que puso al público en pie en un sentido aplauso. Y como agradecimiento al pueblo de La Solana, se cerró este Recital con todos interpretando la canción del Sembrador de La Rosa del Azafrán.