“La Fierecilla” se gana al público de Madrid

Graci Galán Puertollano
Su presencia en Madrid supone para esta compañía un fuerte empujón / Lanza

Su presencia en Madrid supone para esta compañía un fuerte empujón / Lanza

Es “La Fierecilla”, la obra que fue seleccionada por la Fundación Siglo de Oro para participar en la Fiesta Corral Cervantes de Madrid, en pleno centro de Madrid, en la Cuesta Moyano

La Compañía 300 Alas Blancas, de Puertollano, ha estado presente cada domingo desde el  23 de junio hasta el 22 de julio, mostrando su representación teatral al público que hasta esta zona de la capital española se acercaba para poder ver este espectáculo fresco y divertido de la compañía creada por la puertollanense, Ana Torres, que lleva en estos momentos su tercer espectáculo tras “Siete pétalos” y “Cuenta conmigo”.

Ana Torres explicaba que participar en el Corral Cervantes de Madrid “es muy importante para nosotros” porque les confiere mayor proyección, de hecho es la única compañía de Castilla-La Mancha que participa en este festival, lo hace en la categoría de teatro familiar, dado que su obra está dirigida a este tipo de público.

“La Fierecilla” es un espectáculo divertido y diferente, en el que cobra un gran protagonismo los sombreros de los dos actores –Ana Torres y Javier Jiménez-, bajo la técnica denominada chapeaugraphy, además de contar con títeres complementarios de barilla, alguna máscara y  varios planos de narración.

Un texto adaptado de William Shakespeare que habla del respeto y la tolerancia, “transmitimos estos valores de una forma muy sencilla y divertida, son muchos los personajes que están en escena y es muy divertido porque hacemos cinco personajes cada uno”, contaba Torres.

“La Fierecilla” hace una lectura diferente de este texto porque Petrucchio no doma a Catalina, sino que la valora, la tolera y la respeta tal cual es.   “Con esta propuesta textual, de pensamiento tan arcaico, pero tan repetido a lo largo de la historia de la literatura, nos vemos en la gustosa obligación de jugar precisamente con esa posibilidad. Y esto es porque acercándonos al texto del autor inglés, enseguida se ponen en funcionamiento los temas transversales que tanto nos interesan como agentes culturales,  de aceptación del contrario y de tolerancia. Nuestra Fierecilla es otra vuelta de tuerca –cuatrocientos años después- de la pluralidad que enriquece nuestra sociedad y la tolerancia a la que debemos caminar, siempre hacia el respeto y la libertad bien entendida”.

Un momento de la actuación de La Fierecilla / Lanza

Un momento de la actuación de La Fierecilla / Lanza

Así, Catalina no será domada, será entendida; Petrucchio no vendrá a domeñar a nadie, sino que entenderá la confrontación de caracteres, en apariencia divergentes, pero que están obligados a convivir y a entenderse, y Blanca no será la pusilánime y cursi hermana que tiene que casar para conseguir realizarse. Todo esto es dar una vuelta por contraposición al texto de Shakespeare, pero es una coartada perfecta para abordar temas actuales, y servir de las brillantes situaciones que plantea el autor, jugando un texto vivo, alegre, divertido, vibrante, actual, destacan desde la propia compañía 300 Alas Blancas.

Una representación teatral que ha estado presente en la Feria de Teatro de Castilla-La Mancha, que estará presente en el Festival de Torralba de Calatrava y que ya tiene varias fechas cerradas para representarla en otoño.

La Compañía 300 Alas Blancas sigue avanzando en su trabajo teatral de manera imparable e incansable preparando ya nuevo espectáculo en el que, en esta ocasión, no faltará la música, y que estará dirigido también por el puertollanense Borja Rodríguez, un fiel para esta compañía, y en el que no faltarán los títeres o algún objeto que sea el centro de atención de esa nueva puesta en escena, muy en la línea de la compañía puertollanense 300 Alas Blancas.