La Policía Nacional detiene a un individuo que accedió de madrugada a un domicilio y agredió a la propietaria para robarle 300 euros

Graci Galán Puertollano
Efectos intervenidos en esta intervención policial / Lanza

Efectos intervenidos en esta intervención policial / Lanza

El presunto autor entró en la casa aprovechando que las víctimas, una mujer de 89 años y su cuidadora, estaban durmiendo

La Policía Nacional ha detenido en Puertollano a un varón como presunto autor de un robo con violencia que cometió al acceder de madrugada a un domicilio mientras las víctimas, una mujer de 89 años y su cuidadora, estaban durmiendo.

El arrestado, que fue sorprendido por la cuidadora cuando accedía al patio interior de la vivienda, se enfrentó a la mujer, forcejando con ella hasta que ésta logró zafarse de él y salió a la calle para pedir ayuda. A continuación, se dirigió al dormitorio de la propietaria de la vivienda, una mujer de 89 años que en esos momentos se encontraba durmiendo, y comenzó a registrar la habitación mientras exigía e intimidaba a la anciana para que le entregase todo el dinero que tuviese en la casa, llegando incluso a zarandearla violentamente.

Fue así como se hizo con una pequeña caja de caudales que contenía 300 euros en su interior, con la que huyó apresuradamente. La Policía Nacional, una vez que recibió aviso de lo sucedido a través del teléfono de emergencias 091, estableció un dispositivo para la localización urgente y detención del autor de los hechos.

Este dispositivo culminó con el arresto del presunto responsable, a pesar de que trató de evitarlo empleando una extrema violencia e hirió a varios agentes. Se da la circunstancia de que en el momento de su detención, llevaba aún varios efectos sustraídos en el domicilio de la víctima, además de que portaba ocultos entre sus ropas un destornillador y una navaja.

El presunto autor, que contaba con numerosos antecedentes por hechos similares, se había especializado en robos en domicilios habitados por personas de avanzada edad, aprovechándose de su vulnerabilidad, para lo que estudiaba previamente el entorno y las costumbres de sus futuras víctimas.

Ante una emergencia, marque el 091

Este tipo de hechos ponen de relieve la importancia que tiene avisar rápidamente a la Policía Nacional a través del teléfono 091, que está disponible las 24 horas del día durante todos los días del año para que los ciudadanos puedan comunicar cualquier hecho delictivo que se esté produciendo y requiera una intervención urgente.