Un nuevo proyecto de investigación de electrolizadores de alta temperatura llega al CNH2 de Puertollano con una inversión de 2,6 millones de euros

Graci Galán Puertollano
El CNH2 cuenta con una nueva línea de investigación de electrolizadores en alta temperatura / Lanza

El CNH2 cuenta con una nueva línea de investigación de electrolizadores en alta temperatura / Lanza

El CDTI confía en el CNH2 de Puertollano para desarrollar una nueva línea de investigación relacionada con los electrolizadores ede alta temperatura que contará con un presupuesto de 2,6 millones de euros y la contratación de 9 investigadores más para este centro que sigue a la vanguardia del hidrógeno

El Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) y el Centro Nacional del Hidrógeno de Puertollano (CNH2) han firmado un convenio para el proyecto «Fabricación de electrolizadores de alta temperatura tipo Soec», derivado de la convocatoria de iniciativas científico-tecnológicas en el ámbito público para el fortalecimiento de las instituciones e infraestructuras de I+D+i, cofinanciada con fondos FEDER. Este convenio supone un gran reconocimiento y una fuerte apuesta por el Centro Nacional del Hidrógeno desde uno de los centros potentes y con peso en el sector tecnológico e industrial.

Esta nueva línea de investigación de electrolizadores de alta temperatura tiene como finalidad el desarrollo de la infraestructura necesaria para los estudios y desarrollos en el ámbito de los sistemas de generación, almacenamiento y consumo de hidrógeno verde, así como el diseño, fabricación y testeo de electrolizadores de alta temperatura tipo SOEC para su implementación en la cadena de valor industrial-innovadora de las tecnologías de hidrógeno verde de alto valor añadido.

El CDTI se compromete a financiar este proyecto por un importe máximo del 100 % del presupuesto total, que asciende a 2.652.500 euros. Además, esta investigación avanzará en temas muy novedosos que no se han desarrollado aún en la industria pero que a medio plazo serán incipientes ya que se esperan obtener buenos resultados en cuanto al incremento de la eficiencia y su relación con la economía circular. No obstante los electrolizadores de alta temperatura pueden contar con una variedad más alta de materias primas e incluso residuos, por lo que conectaría directamente con la economía circular que tan en boga está en estos momentos, todo ello para obtener hidrógeno.

Así pues, el proyecto cuenta con un plazo de ejecución de tres años y permite la contratación de nueve técnicos más que trabajarán en el mismo en el Centro Nacional del Hidrógeno de Puertollano, donde se desarrollarán estos trabajos al cien por cien.