El alcalde agradece a la patrona la ausencia de incidentes por tormentas y pide la misma gratitud para la vendimia

Jesús Martín intervino en la tradicional ofrenda floral a la Virgen de Consolación en la que participaron más de 3.500 personas.

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha participado esta noche en la tradicional ofrenda floral que se le rinde a Nuestra Señora Virgen de Consolación en la que han participado más de 3.500 personas y que se celebra dentro de las LXVI Fiestas de la Vendimia y el Vino en honor a la patrona.

Como cada año el regidor municipal se dirigió a la Virgen de Consolación para “agradeceros que un año más hayáis hecho que las tormentas, que no poco dolor y cicatriz dejaron en esta ciudad, hayan pasado de largo, y os pido que extendáis esa misma gratitud a lo largo de la vendimia que empieza ahora para que las mujeres y hombres puedan coger con paz y amor el fruto que la tierra nos entrega”.

El alcalde también pidió a la patrona de la ciudad “llevar al lecho del cielo a todos cuantos valdepeñeros y valdepeñeras nos han dejado a lo largo del último año”, haciendo especial referencia al padre Trinitario que fallecía en la mañana de este sábado.

Jesús Martín concluía su breve intervención con el grito de “¡Viva la virgen de Consolación!” y “¡Viva Valdepeñas!”, al que le siguieron los cientos de asistentes congregados en la ofrenda floral de la Virgen de Consolación, que como es tradición, procesiona en la tarde de cada 8 de septiembre poniendo punto y final a las fiestas patronales de la Ciudad del Vino.