Álvaro de Lara descubre Tailandia con una exposición de fotografía en Piedrabuena

Aníbal B. C.
Una veintena de fotografías en blanco y negro integran la muestra / A. B. C,

Una veintena de fotografías en blanco y negro integran la muestra / A. B. C,

Exhibe hasta finales de octubre en la sala ‘El Canguro Violeta’

El fotógrafo ciudarrealeño Álvaro de Lara expone hasta finales de octubre en la sala ‘El Canguro Violeta’ de Piedrabuena una exposición en la que propone al espectador realizar un recorrido por Tailandia a través de una veintena de fotografías.

La muestra forma parte de un proyecto fotográfico que está enfocado a documentar una serie de países que “esconden singulares formas de vida y particulares historias”, indicó el fotógrafo. La idea del proyecto es recorrer estos países e intentar plasmar de una manera “lo más real cómo son las costumbres de sus gentes, sus rostros o los lugares que para ellos son más especiales”. La esencia, dijo, “es traernos siempre de estos viajes un trocito de allí, para aquí y mostrar cómo nosotros observamos su cultura y forma de vida”.

Para contar estas historias, explicó De Lara, se apoya mucho en la fotografía en blanco y negro porque, aseguró, “transmite de una manera más intensa el carácter y la esencia de las gentes”. El fotógrafo tiene previsto mantener el jueves 28 de septiembre una tertulia con aficionados a la fotografía y espectadores para dar a conocer su visión sobre la fotografía actual de viajes.

Álvaro de Lara pertenece al colectivo Raw de Miguelturra (Ciudad Real), con el que ha realizado dos exposiciones colectivas, ‘Gentes’ y ‘Cervantes más allá del Quijote’, que ha recorrido la mayoría de los museos de la provincia de Ciudad Real.

Además, es fundador del grupo ‘3squinas fotografía callejera’, con el que ha podido exponer sus trabajos en la sala Zahora de Ciudad Real, el Museo Etnográfico de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) y el restaurante Alquimia de Ciudad Real.

Individuamente, también ha realizado exposiciones en distintos lugares de Castilla-La Mancha, donde ha viajado sus fotografía, como por ejemplo la Sala Acua de la Universidad de Castilla-La Mancha en Cuenca, donde se pudo ver hace unos meses su exposición ‘Dachau 41.5’.