El precio del melón por fin empieza a subir y la tendencia es al alza

Noemí Velasco Manzanares
Melón de La Mancha en la cadena de envasado / Archivo

Melón de La Mancha en la cadena de envasado / Archivo

El melón empieza a tener una cotización en los mercados real, tras semanas con los precios por los suelos debido al solapamiento de la campaña manchega con la murciana. Sin embargo, la sandía sigue baja, aunque la previsión es que su posición mejore en los canales de distribución, de forma paralela al aumento del consumo en el resto de Europa

El precio del melón y la sandía de Castilla-La Mancha reafirma su evolución al alza y el sector confirma que empiezan a tener una cotización en los mercados “real”. La Lonja Hortofrutícola del Melón y la Sandía de Castilla-La Mancha, reunida este miércoles en Manzanares, concretó que el precio del melón ha subido 10 céntimos en la última semana y la sandía 5 céntimos.

El presidente de la Interprofesional del Melón y la Sandía de Castilla-La Mancha, Cristóbal Jiménez, ha indicado que “el precio del melón extra y de primera categoría empieza a estar en precio”. En concreto, el melón extra oscila de media entre 0,31 y 0,36 euros, y el de primera categoría entre 0,23 y 0,28 euros. El más bajo es el segunda categoría, con un precio que no supera los 0,20 euros.

La previsión es que la subida del precio del melón será progresiva, una vez que el autóctono de Castilla-La Mancha está ya sólo en los mercados y dada la reducción de hectáreas cultivadas en este 2017. Jiménez ha indicado que “por mucho que las grandes superficies quieran manipular los precios, algo que consiguen la mayoría de las veces, lo van a tener difícil pues desde el 10 de agosto no hay otro melón en el mercado más que el de Castilla-La Mancha”.

Localizado el grueso de la producción en el entorno de Manzanares, Membrilla, Tomelloso, Argamasilla de Alba, Llanos, Cinco Casas y Villarta de San Juan, los agricultores han sembrado este año 1.660 hectáreas menos de melón y 590 menos de sandía. En total, la interprofesional calcula que hay sembradas 6.200 hectáreas de melón y 2.600 de sandía en Castilla-La Mancha.

La sandía sigue con precios muy bajos

Sin embargo, la sandía sigue muy baja, con precios para la fruta sin pepitas de primera categoría de entre 0,13 y 0,15 euros, y de segunda categoría de 0,8 a 0,10 euros. Por su parte, la blanca de primera oscila de media entre 0,13 y 0,15 euros, y la de segunda categoría entre 0,08 y 0,10 euros.

Ahora bien, Cristóbal Jiménez ha señalado que la interprofesional espera “que se recupere igual que el melón”. Alrededor del 40 por ciento de la sandía castellano-manchega acaba en Europa, en Francia, Reino Unido, Holanda, Dinamarca o Alemania, y después de semanas de climatología adversa, ha llegado el buen tiempo y han empezado a consumir fruta fresca.

Pasado casi un mes con los precios hundidos en los mercados, pues desde 2013 nunca la Lonja Hortofrutícola había dado cifras tan bajas en el inicio de campaña, el cambio de tendencia permitirá a los agricultores recuperarse, aunque los que hayan tenido la mayor parte de su cosecha adelantada van a tener muchas pérdidas.

Por eso, Cristóbal Jiménez ha insistido en la necesidad de “vertebrar” a agricultores y comercializadores, para que los efectos del libre mercado “se minimicen al máximo”, para “equilibrar la oferta y la demanda”, en este sector muy atomizado con alrededor de 2.000 agricultores en Castilla-La Mancha y fundamental para la economía social de la zona.