Geografía urbana de Ciudad Real

“La ciudad interior” nace con voluntad de servir de guía de información tanto para los que residimos en Ciudad Real como para los visitantes

“La ciudad interior” nace con voluntad de servir de guía de información tanto para los que residimos en Ciudad Real como para los visitantes

El autor de este artículo publicaba hace pocos meses el libro Espacios y tiempos en Ciudad Real, La ciudad interior con la pretensión de ser, simplemente, una guía de la ciudad partiendo de un breve recorrido por su historia

Hace pocos meses, publicaba el libro Espacios y tiempos en Ciudad Real, La ciudad interior con la pretensión de ser, simplemente, una guía de la ciudad partiendo de un breve recorrido por su historia. Una historia que se construye siempre sobre la base de anteriores estudios y publicaciones. Y en ese estudio hay que destacar la aportación del catedrático de Geografía de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Félix Pillet

Hace pocos meses, publicaba el libro Espacios y tiempos en Ciudad Real, La ciudad interior con la pretensión de ser, simplemente, una guía de la ciudad partiendo de un breve recorrido por su historia. Una historia que se construye siempre sobre la base de anteriores estudios y publicaciones. Y en ese estudio hay que destacar la aportación del catedrático de Geografía de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Félix Pillet.

“La ciudad interior” nace con voluntad de servir de guía de información tanto para los que residimos en Ciudad Real como para los visitantes y sus referencias esenciales, sobre todo, en el primer capítulo, como no podía ser de otra manera, son los estudios de Félix Pillet, cuya obra Geografía Urbana de Ciudad Real, no fue citada entonces y que sirven de base a muchas de las valoraciones de evolución de la capital provincial en el siglo XIX y primera mitad del XX. Una ciudad que ha conformado una geografía urbana singular desde la segunda mitad del siglo XIX a la actualidad.

 

Geografía Urbana de Ciudad Real

Félix Pillet fue pionero en abordar, en su tesis doctoral sobre Ciudad Real, publicada en 1984, el estudio de una ciudad con los nuevos criterios de la geografía urbana. Un ambicioso proyecto que describió su evolución desde mediados del siglo XIX hasta 1980. Su primer capítulo analiza el desarrollo demográfico de la ciudad desde 1857, en que se realiza el primer censo contemporáneo, hasta 1979.

Este trabajo del catedrático Pillet comienza con el análisis del precio del suelo y la propiedad urbana en la segunda mitad del siglo XVIII para seguir estudiando la organización del proceso de desarrollo urbano en el siglo XIX. En la segunda mitad del siglo XIX, la ciudad evoluciona con los procesos que comienzan con la desamortización, la construcción de edificios públicos y dotacionales y cambios en la economía y funcionamiento de la ciudad con la llegada del ferrocarril. Y junto a ello, los problemas básicos de suministros de agua y luz que plantean retos importantes a los diferentes gobiernos municipales. Un análisis que se documenta desde planteamientos novedosos en la metodología de estudio con datos procedentes del catastro y del conocimiento de las propiedades y su evolución, desde los proyectos de construcción referidos a las licencias a informes municipales.

 

Precursor del estudio científico de Ciudad Real

Y, de esta manera, se va dejando al descubierto la estructura económica y social que subyace en los cambios de la ciudad. La geografía urbana se conforma como resultado de procesos económicos, sociales y culturales que Félix Pillet documenta y estudia de manera científica por primera vez en la ciudad. El resultado de ese estudio es una tesis doctoral que se publicará posteriormente como análisis documentado y extenso de Ciudad Real.

El siglo XX supone cambios importantes con la pérdida del poder de la nobleza en favor de la burguesía local. El crecimiento de la ciudad salta el perímetro de las antiguas murallas y comienza la construcción de barrios exteriores. Junto a ello un nuevo desarrollo constructivo que, en Ciudad Real, tiene una relevancia relativa, pero que va cambiando la imagen construida de sus edificios residenciales y públicos. A la vez, van surgiendo dotaciones como el parque de Gasset o se abordan temas esenciales como el abastecimiento de agua desde el pantano de Gasset. El libro de Pillet, que no debe faltar como obra clave en la materia, acababa con un análisis de la ciudad desde 1939 a 1980, analizando el precio del suelo y la estructura de la propiedad como bases de su organización y desarrollo.

Momentos en los que, desde el Estado, se quiere plantear un desarrollo de las ciudades basado en el planeamiento previo, en la reflexión que ordene y organice la ciudad. Y, con esa voluntad, se desarrolla el primer Plan General de Ciudad Real redactado por Manuel López Mateos que será aprobado en 1963. Se empiezan a desarrollar los criterios de zonificación, definición de usos que quieren ordenar la ciudad que superaba apenas los 37.000 habitantes.

El periodo 1966-1979 planteará el control de las edificaciones fuera de ronda Estos años finales que analiza muy certeramente la obra de Pillet están marcados por actuaciones diversas: construcción de barriadas como la de Pío XII, cambio de uso del polígono de la Granja, la presencia del Colegio Universitario, y actuaciones de nuevos viarios. El Plan Parcial dentro de rondas, aprobado en 1974, establece el marco normativo en el que se desarrolla la ciudad en estas décadas del siglo XX que marcan el final del estudio del profesor de la UCLM, un trabajo encomiable que supone aportaciones esenciales por su metodología y por los contenidos de amplia información sobre el desarrollo de la ciudad en esta etapa.

 

Los planeamientos urbanísticos

Desde 1980 a la actualidad, el desarrollo de la ciudad ha tenido momentos intensos de crecimiento dadas las situaciones económicas con procesos especulativos importantes en determinadas épocas. El libro de Félix Pillet documenta los inicios de este desarrollo basado en una planificación previa con intenciones de política urbanística que van cambiando con el paso de los años. Alejandro Moyano ha documentado ampliamente este proceso urbanístico basado en los planes generales y en los diferentes desarrollos de planeamiento que van concretando o modificando a los primeros. Un proceso especialmente importante en la segunda mitad del siglo XX

En 1966, se suspenden las licencias fuera de rondas y, en 1968, se aprueba la modificación del destino del suelo y Plan Parcial del Polígono de la Granja. En 1969, la propuesta de modificación del PGOU del 63, con los primeros estudios, y, en 1970, se redactan unas nuevas Ordenanzas de la Edificación. En 1974, se aprueba definitivamente el Plan Parcial del Casco Urbano dentro de Rondas, que permitía alturas entre las cinco y las siete plantas y edificios singulares en la Plaza del Pilar y en la Plaza de Cervantes. En 1976, se inicia la tramitación de la revisión y adaptación a la nueva ley del plan del 63, que se aprobó definitivamente en marzo de 1978 redactado por Gabriel Riesco.

La revisión del Plan de 1978 fue desarrollada por el arquitecto municipal Rafael Humbert, y se aprobó definitivamente en 1988. El actual Plan General, redactado por Alejandro Moyano, se aprueba definitivamente en marzo de 1992. Un período largo de vigencia que ya demanda urgentemente la redacción de un nuevo Plan de Ordenación Municipal.

Este desarrollo ha sido también estudiado en la tesis de María Ángeles Rodríguez sobre las transformaciones urbanas de Ciudad Real en las últimas décadas, analizando las fases de su desarrollo urbano reciente y la problemática medioambiental que acompaña el crecimiento de esta ciudad. Y junto a ello, las grandes infraestructuras: AVE, Universidad y Hospital General Universitario. Acercamientos que nos acercan al conocimiento y aprecio de la realidad urbana en la que vivimos.