Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
16 abril 2024
ACTUALIZADO 20:59
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • 170 aniversario del Colegio Público Santo Tomas de Villanueva / J. Jurado
      Encuentro de centurias romanas /Clara Manzano
      Carolina Fernández Marín, dirigiéndose a los participantes desplazados a la finca 'El Llanillo'
      Gala de entrega de los 19 Premios Nacionales “Vinos Ojos del Guadiana”
      Los jugadores del Caserío celebran la victoria ante Puente Genil / Foto: Clara Manzano
      Las últimas lluvias han dejado una bonita estampa en el entorno del Puente de Hierro / Elena Rosa
      Ambientazo en la II Marcha por el Autismo organizada por Autrade en Ciudad Real / J. Jurado
      Situación del Gasset, este lunes por la mañana / J. Jurado
  • Vídeos
    • Portada Fatigas maletilla.indd
      • Andrés Palacios a la verónica frente al primero JCS
      • La corrida de Martín Lorca estuvo bien presentada JCS
      • Aspecto de parte de los tendidos ayer en Tomelloso JCS
      • Palacios pasando al cuarto con la mano derecha JCS
      • Pase cambiado por la espalda de Molina al quinto JCS
      • Sergio Felipe estuvo dispuesto toda la tarde JCS
      • Derechazo de Sergio Felipe JCS
      • A la corrida le faltó fuerza y casta JCS
      • Perera entre los pitones del primero
      • Perera comenzó de hinojos la faena al cuarto
      • Vuelta al ruedo al cuarto de El Parralejo
      • Buen natural de Paco Ureña
      • Borja Jiménez doblándose de capote
      • Ceñimiento y garra en Borja Jiménez
      • Larga cambiada a porta gayola de Garrido al primero
      • José Garrido en un derechazo al primero
      • Así metió la cara el quinto, de nombre Tabarro, número 30
      • De Miranda salió trompicado al matar al quinto
      • Leo Valadez no destacó
      • Tarde maciza de Garrido ayer en Sevilla
      • David de Miranda a hombros
      • Buena verónica de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Verónica de Carlos Aranda al quinto JCS
      • Ceñido natural de Carlos Aranda JCS
      • Los tendidos de Carrión de Calatrava pidiendo trofeos ayer JCS
      • Natural de buen aire de Aníbal Ruiz al primero JCS
      • Natural de Juan Robles JCS
      • Remate de capote de Juan Robles en el tercero JCS
      • Satisfacción de Juan Robles al recibir el rabo del tercero JCS
      IMG-20240407-WA0014
      Presentación del I Encuentro Internacional de Capellanes y Sacerdotes. / Europa Press Photo
      Imagen de archivo de la venta de entradas para asistir al evento taurino del 28 de abril en Ciudad Real / Elena Rosa
      • Precios toros Ciudad Real 2018 2
      • Precios entradas Ciudad Real 28 abril 2024
      Cartel anunciador del festejo de reinauguración en Ciudad Real, obra de Álvaro Ramos
      • Así caía la lluvia diez munutos antes del inicio marcado en Sevilla
      • Castella brilló en una meritoria faena al segundo
      • Morante dejó varias verónicas de antología
      • Roca Rey cortóp una oreja al tercero
      • Inicio de faena de Francisco de Manuel
      • Las buenas maneras del portugués Manuel Dias Gomes
      • Román paseando la oreja conquistada
      • Verónica de Román
      Momento de la presentaión del cartel ayer en Tomelloso
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El puente de Waterloo

"Dupla formada por el pudiente oficial Roy Cronin y la bailarina Myra. O lo que es lo mismo por el galán Robert Taylor y la bellísima Vivien Leigh..."
“Dupla formada por el pudiente oficial Roy Cronin y la bailarina Myra. O lo que es lo mismo por el galán Robert Taylor y la bellísima Vivien Leigh…”
José Luis Vázquez
Una de las cumbres del cine romántico en su vertiente más melodramática. Y lo que se dice una película de amor en toda regla, de las de antes.

También la constatación de que el fatalismo, la tristeza, la melancolía pueden ser aspectos de lo más cautivadores en el arte según el tratamiento formal otorgado. Hay una frase que dice el protagonista que bien pudiera sintetizar perfectamente esto que acabo de expresar: ”Me resultó curioso que fueras tan joven, tan dulce y… tan triste. En fin, no parece que esperes demasiado de la vida”.

Pero siempre que evoco “Waterloo bridge” me viene a la memoria un momento especial, que tal vez sea su santo y seña, aunque puedo asegurar que tiene montones de ellos de tal calibre, verdaderamente sublimes. Me refiero al premonitorio que acontece en el Candlelight Club, un local nocturno londinense en el que suena el Vals del Adiós, esa preciosa y emotiva canción de origen escocés titulada “Auld Lang syne” que suele sonar para celebrar el Año Nuevo anglosajón.

Aquí está interpretada mientras se van apagando las velas y se proyectan en la pared las sombras de los músicos. Una secuencia que, por expreso deseo de su director, se filmó eliminando los diálogos y dejando que las imágenes hablaran por sí solas. Un momento emblemático en el que una pareja vive su culminación, es plenamente feliz y apura sus sentimientos ante un futuro inminentemente incierto… aunque éste siempre lo sea, incluso en las situaciones más plácidas, pues nunca sabemos lo que va a pasar en la mínima fracción de segundo siguiente de nuestras existencias.

"Interpretaciones y dirección aparte, su maestría y triunfo reside en lo bien construida que está su historia"
“Interpretaciones y dirección aparte, su maestría y triunfo reside en lo bien construida que está su historia”

Esa dupla es la formada por el pudiente oficial Roy Cronin y la bailarina Myra. O lo que es lo mismo por el galán Robert Taylor, en un papel pensado inicialmente para el marido en la vida real de su partenaire, Laurence Olivier, y la bellísima Vivien Leigh recién salida de la mítica “Lo que el viento se llevó”, de nuevo fascinante, resplandeciente.

Ambos viven eso que ha dado origen a todo un subgénero de amplia y fecunda tradición, un romance más poderoso que la vida misma en tiempos de guerra, situación que lo acelera todo mucho más. Recuérdese, por poner otro ejemplo ilustre, el de la sensacional “Tiempo de amar, tiempo de morir” de Douglas Sirk.

Junto a Taylor y Leigh, constituye un verdadero placer disfrutar del talento y la presencia de un puñado de característicos de oro que ofrecen todo un recital de instantes memorables. Desde el bigotudo Charles Aubrey Smith hasta la severa María Ouspenskaya como la directora del ballet, deteniéndome especialmente en dos actrices portentosas. Lucille Watson como la madre, Lady Margaret, y Virginia Field como Kitty, esa incondicional amiga.

Interpretaciones y dirección aparte, su maestría y triunfo reside en lo bien construida que está su historia, inspirada en la fuente de una obra teatral de éxito de Robert E. Sherwood (“El bosque petrificado”), que ya había sido llevada al cine nueve años antes, en 1931, por un director, James Whale, alejado de estos parámetros y todo un consumado especialista en el cine fantástico/terrorífico, el de “El doctor Frankenstein” o esa otra pieza maestra titulada “La novia de Frankenstein”, casi obligada secuela de la primera.

Las brumas del pasado, el dichoso destino, esos encuentros y desencuentros casuales, los sueños truncados, los estragos bélicos, esa permanente niebla que envuelve a personajes y sentimientos son algunas de las características y distintivos que forman parte del armazón dramático de esta nueva salida a escena. Sirva como ejemplo del reflejo de una atmósfera y estado de ánimo en la retaguardia de un conflicto bélico.

El estupendo todoterreno de la Metro Goldwyn Mayer, Mervyn LeRoy (“Mujercitas”, “Quo vadis”, “Senda prohibida”, “Niebla en el pasado”, “Madame Curie”, “Mala semilla”, “Soy un fugitivo”, “Hampa dorada” o “Treinta segundos sobre Tokio” entre otras muchas maravillas), sería esta vez el encargado de trasladar inmejorablemente esto a celuloide, imprimiéndole un lirismo desbordante en todo momento. Como ese plano en el que Leigh observa desde la ventana al oficial mientras se está calando por la lluvia. O esos otros admirables momentos sobre cómo con tan solo un par de escenas y una delicadeza absoluta es capaz de explicarnos la trágica conversión de Myra.

Hay más, muchos más instantes francamente inolvidables. No cabe calificar de otra manera el primer encuentro de ambos, el de la madre de Roy y Myra, la comentada primera cita en el restaurante y la despedida en la estación del tren (¡qué juego da siempre este medio de transporte para este tipo de historias!).

Otro elemento fundamental para su irreprochable acabado es la portentosa fotografía de Joseph Ruttenberg, justamente nominada al Oscar y sorprendentemente el único apartado para el que optó.

En España la censura se dedicó a acometer desaguisados mil en varios de sus pasajes. Afortunadamente ello ha sido reparado con el tiempo. Por eso como suelo proclamar y en esta ocasión con mayor motivo que nunca, lo mejor es escucharla en versión original subtitulada.

Obra maestra como la catedral de Santiago o la de Burgos. Sin la menor de las dudas.

Noticias relacionadas:
es una de las comedias mejor construidas del cine español / JLV
Las protagonistas de 'Pequeñas cartas indiscretas' / JLV
Es una película formidable, sensacional, y maravillosa / JLV 
'The iron claw' supone una nueva demostración de que la ficción supera a la realidad  / JLV
El Teatro Municipal Quijano de Ciudad Real cuenta con una de las tres últimas cabinas de proyección de España que tiene maquinaria cinematográfica, marca OSSA X-2500
Cerrar