Buenas expectativas para la temporada cinegética

Julia Yébenes Ciudad Real
La temporada cinegética empieza el 8 de octubre / Clara Manzano

La temporada cinegética empieza el 8 de octubre / Clara Manzano

La mayoría de especies han criado bien y los cazadores pronostican trofeos de calidad y grandes aprovechamientos

Las lluvias del final del verano han favorecido las cualidades del escenario natural en el que se desarrollará la actividad de la nueva temporada de caza en Ciudad Real y Castilla-La Mancha, que se abrirá el 8 de octubre para las tradicionales especies cinegéticas, en general con buena cría y grandes aprovechamientos.

Portavoces de entidades del sector hablan de unas condiciones ambientales óptimas para la inminente campaña, a pesar de las altas temperaturas registradas durante todo el año en las comarcas tradiciones de caza mayor como Montes Norte, Valle de Alcudia y Sierra Madrona, y también en el Campo de Montiel y Mancha, donde hay más abundancia y cotos de caza menor.

Carlos Sánchez, coordinador de Investigación de la Fundación Artemisan, señala que el jabalí y el ciervo, principales especies de mayor, tienen altas densidades por las condiciones en las que han criado, sin enfermedades y, afortunadamente, sin la llegada de la temida Peste Porcina Africana (PPA). “La temporada se plantea bien”, indica, aunque “tendría que llover más para que las fincas cojan fuerza”.

Ante estas perspectivas “ya se están organizando monterías” para abatir ciervos, gamos, muflones y jabalíes entre el 8 de octubre y el 21 de febrero de 2020. Esta última también se está cazando manera especial por las superpoblaciones entre el 1 de junio y el 7 de octubre mediante aguardos o esperas en horario nocturno.

Menos seguridad y más irregularidad apunta Sánchez para la campaña de caza menor, pues la liebre tiene menor presencia por los efectos de la mixomatosis, y el conejo mantiene altas densidades en comarcas como La Mancha.

La media veda, ya cerrada, de la tórtola común, paloma torcaz, zorro y urraca (entre el 22 de agosto y el 22 de septiembre) y codorniz (entre el 22 de agosto y el 15 de septiembre) también tendrá un balance “irregular” para Sánchez.

“Ahora estamos recibiendo los conteos de perdices”, cuya cría ha estado marcada por la sequía y ha alterado a la baja su reproducción, mientras que la tórtola ha registrado “un buen año” por la entrada de ejemplares. Sin embargo, se ha empezado a cernir en el sector “una gran incertidumbre” como especie cazable ante las pérdidas de población constatadas.

Sánchez se muestra en contra del plan específico para salvar a la tórtola en Europa, que contempla la prohibición de su caza.
“Desde la Fundación Artemisan no apoyamos el plan del Estado porque pensamos que se puede limitar pero no prohibir”, señala, a la vez que destaca “la buena actividad” de los gestores de cotos para recuperar densidades de esta ave.

Precisamente, recuerda, esta entidad impulsó el Plan Integral de Recuperación de la Tórtola europea en la Península Ibérica (PIRTE), un ambicioso proyecto con más de 30 acciones con el objetivo de recuperar los niveles de tórtola a medio plazo.

Como experto, Sánchez defiende la gestión de los cotos con herramientas que permiten mejorar en la toma de decisiones, como el fototrampeo para fotografiar especies, métodos legales para el control de depredadores, comederos y bebederos, además de la observación. De estas acciones habló en un taller en la Feria de la Caza, la Pesca y el Turismo, (FERCATUR) celebrada recientemente en Ciudad Real.

Gestión de cotos sociales

Igualmente, la apuesta por una caza responsable y sostenible es el objetivo de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha de cara a la nueva temporada. El delegado en Ciudad Real, Manuel Aranda, ha puesto en valor la importancia de la actividad cinegética en una región que cuenta con más 15.000 federados que desde medio millar de sociedades gestionan cientos de miles de hectáreas con usos cinegéticos.

En concreto, los cazadores federados de la provincia ciudarrealeña podrán cazar en la presente temporada en las fincas públicas Coquiles y Mesegares en Solana del Pino; ‘Quinto de Enmedio’ y ‘El Rosario’ en Piedrabuena, y ‘Los pilones’, ubicada entre Abenójar y Saceruela. Son montes públicos propiedad de la Junta de Comunidades que gracias a un convenio de colaboración, las federaciones de caza de Castilla-La Mancha organizan jornadas a bajo coste, como las 10 que se desarrollarán en dichos dominioss en esta temporada en Ciudad Real.

Respecto a las perspectivas de actividad, el conejo mantiene, según Aranda, una presencia contrastada, con superpoblaciones en las localidades de Daimiel, Manzanares y Tomelloso, en la comarca de La Mancha, “y casi extinguido” en otras latitudes. La liebre “se está recuperando” tras los efectos de la mixomatosis, mientras que para la perdiz, que ha criado bien, se augura “una temporada aceptable”.

Es la “misma tónica” proyecta la campaña para las ‘estrellas’ de las especies mayores: con “abundancia” de jabalí, y el ciervo con ejemplares “en cantidad” y trofeos “de calidad”.

Normas

Por su parte, el presidente de Ática, Juan Caballero, asegura que la perdiz “ha criado bien”, al igual que el conejo, que ha encontrado “zonas donde hacer sus madrigueras”, mientras que la presencia de la liebre es más desigual por el virus de la mixomatosis, que ha reducido las poblaciones, aunque también haya zonas en la región donde no ha llegado.

Caballero se queja de las normativas para el control de las especies cinegéticas que “están perjudicando a la caza”, como es el caso del control de predadores, o los permisos especiales para jabalíes o ciervas.