El Covid-19 provoca una caída de las ventas textiles del 41%, la pérdida de 26.700 empleos y el cierre de 14.800 tiendas

Lanza Madrid
Dos chicas en una tienda mirando ropa

Dos chicas en una tienda mirando ropa

Las ventas textiles suman una caída del 35,7% respecto a los niveles pre-Covid, pero moderan el descenso en mayo

La pandemia del Covid-19 ha provocado que 2020 cierre con «catastróficas» caídas de la ventas textiles del 41%, con la pérdida de 26.700 empleos y con el cierre de 14.800 tiendas, según el informe anual ‘El comercio textil en cifras’ de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex).

En concreto, el sector textil en España facturó 10.619 millones de euros en el año del Covid-19, lo que supone un 41,26% menos que en 2019, al tiempo que el número de empleos cayó un 13,4% al pasar de emplear a 199.112 personas en 2019 a 172.432 al cierre de 2020.

Tampoco son positivos, según Acotex, los datos referidos al número de puntos de ventas ya que se han perdido un 23,9% de tiendas en el último año, un dato que puede llegar al 40% de tiendas cerradas a finales de este año. De las 61.891 que existían en 2019 sólo han resistido a la pandemia 47.101 hasta diciembre de 2020.

Asimismo, las ventas del sector textil acumulan una caída del 35,7% en lo que va de año respecto a 2019, año anterior a la crisis sanitaria derivada del Covid-19.

No obstante, las ventas en las tiendas especializadas en textil moderaron su caída al 15,5% durante el mes de mayo respecto al mismo mes de 2019, sin que se puedan comparar con mayo de 2020, ya que las tiendas estaban cerradas por la pandemia.

Así, este descenso registrado en mayo es el menor desde marzo de 2020 y la primera vez que se sitúa por debajo del -20%.

Aun continuando con caídas de ventas de dos dígitos, desde Acotex se han mostrado optimistas y observan este dato «con la esperanza de un cambio de tendencia y recuperación de las ventas aprovechando la llegada de turistas en estos meses de verano».

Según ha indicado el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, a medida que las restricciones derivadas de la crisis sanitaria del Covid-19 vayan despareciendo, el sector podrá ir recuperándose, tras anotarse una caída de ventas del 53% en enero, del 41% en febrero, del 38% en marzo y del 30% en abril.

De cara al cierre de este año, Zamácola ha precisado que la evolución de las ventas dependerá mucho del ritmo de vacunación y del consumo, aunque se ha mostrado preocupado por la «resaca económica» que puede haber una vez superada la pandemia con la adopción de medidas que «pueden ser insuficientes».

«Esperemos que la campaña de invierno, que comienza en julio, ayude a repuntar no solo en datos de ventas, sino en márgenes para hacer frente a los pagos», ha señalado el presidente de Acotex, quien ha confiado en unas rebajas de verano «buenas» que ayuden a «sobrevivir» a los establecimientos.

«La previsión de ventas dependerá de la tipología de tienda. La tendencia es que la caída de las ventas ha sido cada vez menor, ha ido mejorando, por lo que espero que las rebajas sean buenas y puedan ayudar a hacer caja, porque estamos en modo superviviencia», ha indicado.

En este sentido, según ha indicado, el sector textil constata «un poco más de alegría, con cautela», pero no cree que las ventas de mayo y principios de junio hayan del pequeño comercio mejorado con respecto a 2019, como señaló ayer Inditex en la presentación de resultados.

«Inditex es en sí un oasis en el desierto, nos queremos parecer a ellos pero tenemos que darnos cuenta que es un monstruo para quitarse el sombrero, con músculo financiero para aguantar cuando vienen mal dadas y, sobre todo, para aprovechar las oportunidades», ha afirmado, Zamácola, quien ha dado la enhorabuena al gigante textil por sus cuentas en un año «tan complicado».

El presidente de Acotex ha confiado en lograr mejores datos de ventas este año, si bien ha expresado su preocupación ante las consecuencias económicas de la pandemia, con la posible transformación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) en Expedientes de Regulación de Empleo (EREs).

«Cuando desaparecen los ERTEs habrá EREs, es necesario ese ajuste de plantillas. Creo que va haber un ajuste importante y el número de trabajadores disminuirá en presencia física y aumentará en el paro», ha advertido.

GASTO REDUCIDO EN ROPA

Por otro lado, en cuanto al gasto en ropa, los españoles han pasado de gastar en ropa un 39,82% menos, de 457,9 euros como media en el año 2019 a 275,58 euros el pasado año.

Los vascos (359,3 euros), seguidos de los madrileños (341,83) y de los cántabros (308,24) fueron los que más gastaron en adquirir ropa. En el polo opuesto de la lista están los residentes en Baleares (211,83 euros), los extremeños (218,67) y los canarios (229,92 euros).

CAEN LAS COMPRAS DE TURISTAS

Según Acotex, las compras de turistas en España se redujeron en un 79% en el último año, al pasar de los 91.911,97 millones de euros de 2019 han pasado a 19.739,92 millones el pasado ejercicio) al haber recibido un 77% menos de turistas.

El mayor porcentaje de compras las realizaron en Baleares (21,06%), Cataluña (17,56%) y Andalucía (16,25%). Madrid ha pasado de registrar el 28% de las compras de los turistas que visitan España a tener el 14,89% de la cuota.