La Banda Sinfónica de Albacete reconoce a quien fuera su director durante quince años, Crescencio Díaz Felipe

Lanza Albacete
Pérez Castell valoró el trabajo de los directores que ha tenido la Banda / Ayuntamiento de Albacete

Pérez Castell valoró el trabajo de los directores que ha tenido la Banda / Ayuntamiento de Albacete

También rinde homenaje a Manuel Pérez Castell

El Teatro de la Paz acogió este domingo el homenaje que la Banda Sinfónica Municipal de Albacete realiza a personas o entidades que han trabajado en pro de la cultura y el arte, coincidiendo con la celebración de la patrona de la música, Santa Cecilia.

Quien fuera director de la Banda Sinfónica Municipal de Albacete durante tres lustros, Crescencio Díaz Felipe, y el alcalde bajo cuyo mandato la agrupación musical fue totalmente profesionalizada, Manuel Pérez Castell, fueron las personas en quienes recayeron estos reconocimientos. Las hijas de Crescencio Díaz Felipe fueron las encargadas de recoger el reconocimiento a su padre, ofreciendo el testimonio de la importancia que tuvo en la carrera musical del director su paso por la Banda Municipal de Albacete.

Por su parte, Manuel Pérez Castell quiso aprovechar la ocasión para valorar el trabajo de los directores de esta agrupación musical. Así a Crescencio Díaz Felipe lo sucedieron Javier Artés, Manuel Calero, Fernando Bonete, Francisco Grau, Santos Gabaldón y, actualmente, Miguel Vidagany.
El alcalde, Vicente Casañ, y el vicealcalde, Emilio Sáez, a su vez responsable del área de la Banda Sinfónica, participaron en este acto, poniendo en valor la dedicación de la plantilla y la importancia para la ciudad de contar con un conjunto musical profesional, según informó el Ayuntamiento en nota de prensa.

«Aquella tarde de junio, cuando después de tres largos meses de confinamiento volvimos a escuchar la música de nuestra Banda en el Parque de Abelardo Sánchez, supimos que más pronto que tarde podríamos recuperar nuestra vida, paso a paso, sin precipitarnos, pero llegará», dijo el alcalde, en referencia al primer concierto que ofreció la Banda tras el confinamiento por el Covid-19. Casañ valoró que estos meses de verano la Banda Sinfónica Municipal haya llevado su música a barrios y pedanías y haya rendido tributo a los colectivos que estuvieron en primera línea durante la primera ola de esta pandemia.

En este concierto, la formación Sinfónica Municipal estrenó la obra del compositor de Tarazona de La Mancha, Isidro Martínez Saiz ‘Sinfonía Manchega’, inspirada en ‘El Quijote’ y en la que dedica cada uno de sus cinco movimientos a las provincias que conforman Castilla-La Mancha.
El programa se completó con la interpretación del poema sinfónico ‘Tierra Mítica’, del compositor Bernardo Adam Ferrero y que se compone de los movimientos ‘Arco Mediterráneo’, ‘Nocturno y Danza en las Noches de Plenilunio’, ‘El Mar’ y ‘La Tierra Bendecida’.