Financiarse en tiempos de coronavirus: especial pymes y autónomos

Financiación de empresas

Financiación de empresas

Post contratado

Las consecuencias de la crisis abierta por la pandemia del coronavirus se prolongarán durante un tiempo incierto, afectando a todas las empresas a nivel global. Más allá de las repercusiones de esta enfermedad en el ámbito de la salud, la economía de los países y la actividad económica no están a salvo y deben poner en marcha las medidas necesarias para asegurar la continuidad de su modelo de negocio. Una de esas medidas es, por supuesto, asegurar la liquidez, sea mediante ayudas, planes del gobierno o financiación vía préstamos, aunque muy posiblemente la solución para muchas pymes y autónomos sea una combinación de todas ellas.

Inyección de financiación

Los principales bancos españoles y muchas entidades financieras privadas han desplegado un plan de financiación para pymes y autónomos ante el parón económico causado por el confinamiento a raíz de la pandemia.

Esta inyección permitirá que muchas empresas y trabajadores por cuenta propia consigan liquidez necesaria ya no para seguir adelante, que también, sino para mantener la supervivencia de la empresa. Dicho esto, existen muchas incógnitas todavía acerca de cómo se va a acceder a este tipo de financiación y qué la distingue de, por ejemplo, los préstamos o líneas de crédito tradicionales.

Los requisitos pueden dejar fuera a muchas empresas

En teoría, estos préstamos para empresas deberían ser de rápida concesión, para que las empresas y los autónomos puedan continuar su actividad con normalidad, y deben adaptarse a las necesidades de capital de cada empresa o negocio.

Esto significa que en muchos casos sólo se ofrecerán estos productos a clientes actuales, lo que podría limitar el acceso a un mercado abierto o a llamar a la puerta de otras entidades más allá de la que nos tiene como clientes actualmente para beneficiarnos de este tipo de créditos.

Las entidades bancarias españolas han informado que el tipo de crédito para empresas y autónomos, la cantidad, el plazo de devolución, la posibilidad de carencias, el coste total o la documentación a entregar dependerá de las necesidades de cada empresa, pero lo cierto es que la mayoría de las entidades afirma que la velocidad en la concesión será clave. Otra característica es que se concederán de forma online, debido a la situación de cierre de sucursales, y se podrán solicitar mediante la página web de la entidad o a través de los sistemas actuales de banca online.