CCOO denuncia la actitud obstruccionista de la patronal provincial

De cara a 2012, quedan 16 convenios abiertos

J.  Y.
Ciudad Real

Antonio Cervantes, secretario de Acción Sindical de CCOO, denunció la actitud “obstruccionista” de la patronal provincial, a la hora de cerrar los convenios pendientes dentro del proceso de negociación colectiva que mantienen desde hace meses representantes empresariales y sociales.

“Aprovechando la crisis están frenando la negociación con propuestas imposibles que no se pueden asumir porque los salarios de la provincia son de los más bajos que hay tanto a nivel regional como nacional”, explicó a Lanza. Además, según dijo, pretenden eliminar “derechos sociales consolidados desde hace décadas como la supresión de la incapacidad temporal o la cláusula de revisión salarial”.

Como ejemplo, recordó el estancamiento del acuerdo de industrias vinícolas “como consecuencia de la intransigencia de la patronal” que oferta, subrayó Cervantes, subidas del 1%, mientras que los sindicatos luchan por el 1,5% más el IPC.

Respecto al estado de la negociación colectiva provincial, indicó que aunque se iban a prorrogar, la CEOE denunció los convenios de Pastelerías, Aceites, Tintorerías y Butano, que se negociarán en 2012.

Pendientes de 2010 siguen el de Comercio en General y el de Aguas, mientras que “tocaban” renovar y están en proceso de negociación los de Derivados del Cemento, Vinícolas, Oficinas y Despachos (este es una extensión del de Granada), y Transportes de Mercancías por Carretera.

En el caso de Hostelería se denunció y ganó la parte social, cuyas reivindicaciones se habrán de incorporar al próximo acuerdo.

Cervantes agregó que además de los cuatro convenios denunciados por el empresariado, hay otros seis que se renovarán en 2012 y que son los de Campo, Ayuda a Domicilio,Comercio Textil, Construcción, Limpiezas y Madera, con lo que en total y de cara al próximo año, abría 16 convenios abiertos de un total de veinte.

El responsable sindical indicó que esta veintena de acuerdos afecta a unos 65.000 trabajadores en la provincia, además de los que se firman en las empresas que tienen convenios propios.

Cervantes insistió en que la patronal quiere pactar subidas entre el 1 y el 1,5%. De todas manera, este portavoz recordó que a tenor de la Ley 7/2011, las partes de la negociación colectiva tendrán un plazo de 8 ó 14 meses para llegar a un acuerdo; finalizado el cual es obligatorio acudir a arbitraje.

Liberados

Sobre la supresión de 501 liberados sindicales de la administración regional, de 785 a 284, y la eliminación de las subvenciones a sindicatos, Cervantes señaló que el actual Gobierno de Castilla-La Mancha “quieren hacernos daño y atarnos”, en lo que es “un banco de pruebas”, aunque advirtió de que “los sindicatos (tanto CCOO como UGT) no nos vamos a callar y estaremos enfrente defendiendo los derechos de los trabajadores”.