El PP pide al Ayuntamiento de Ciudad Real que “aclare” cuál será su modelo de movilidad para la nueva legislatura

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Miguel Ángel Poveda, concejal del Partido Popular / Clara Manzano

Miguel Ángel Poveda, concejal del Partido Popular / Clara Manzano

“Haremos un seguimiento de la labor de gobierno de esta legislatura", ha advertido el Partido Popular sobre el mandato mixto entre PSOE y Ciudadanos.

El Partido Popular de Ciudad Real ha pedido este jueves al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real que “aclare” cuál será el modelo de movilidad de esta legislatura tras el acuerdo alcanzado por el PSOE y Ciudadanos para gobernar el consistorio capitalino.

El concejal del Grupo Municipal Popular, Miguel Ángel Poveda, ha lamentado que el equipo de Gobierno vaya a continuar una política “continuista” en este sentido, ya que el concejal encargado del área de Movilidad “seguirá siendo el mismo”, David Serrano, por lo que cree que “todo seguirá igual”.

Poveda ha recordado que, en la anterior legislatura, el concejal de Movilidad “pasó de querer eliminar la zona azul a hablar de su rediseño” y cree que lo mismo puede pasar con las peatonalizaciones de las calles Toledo, Calatrava, Feria, Caballeros y Alfonso X El Sabio.

Respecto a la zona azul, Poveda y el Partido Popular espera que a lo largo de este año, cuando se produzca el pleno para la modificación de las ordenanzas fiscales, el PSOE y Ciudadanos bajen el precio de la zona azul, puesto que en la anterior legislatura “ambos grupos coincidíamos en que su bajada era necesaria y esperamos que ahora no cambien de opinión”.

En esta misma línea, el concejal popular también espera que se reduzca el impuesto a los vehículos de la capital y que esta bajada sea generalizada, “no bajar el impuesto para los vehículos comerciales y no para los vecinos”.

“Haremos un seguimiento de la labor de gobierno de esta legislatura, ya que queremos que Ciudad Real mejore y avance. Queremos ver realidades y no quedarnos en la anécdota, en el comentario generalizado de la legislatura de las dos alcaldesas, y el resto de concejales y de vecinos vamos a estar cuatro años de espectadores de esa rivalidad”, ha concluido.