Pilar Zamora pide “salud” a la Virgen de Alarcos “en la segunda etapa de esta carrera”

Carlos Monteagudo Ciudad Real
La alcaldesa de Ciudad Real acompañada de la delegada de la JCCM y el vicepresidente de la Diputación, además de diversos miembros de su equipo de Gobierno y de la hermandad / Elena Rosa

La alcaldesa de Ciudad Real acompañada de la delegada de la JCCM y el vicepresidente de la Diputación, además de diversos miembros de su equipo de Gobierno y de la hermandad / Elena Rosa

A preguntas de los periodistas sobre su estado de salud, la alcaldesa de Ciudad Real ha reconocido sentirse "con fuerzas para empezar la segunda etapa de esta carrera personal".

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, de baja por el cáncer de mama que padece, ha participado este lunes en la función religiosa en la ermita de Santa María de Alarcos, con motivo de la romería de esta virgen que tanto fervor levanta entre los vecinos y vecinas de Ciudad Real.

Zamora ha pedido a la Virgen de Alarcos “salud” a la hora de afrontar la enfermedad que padece. “No quiero ser egoísta, pero este año le pido para mí salud y para Ciudad Real prosperidad y trabajo para todos”.

A preguntas de los periodistas sobre su estado de salud, la alcaldesa ha reconocido sentirse “con fuerzas para empezar la segunda etapa de esta carrera personal”, en referencia al tratamiento de quimioterapia al que tendrá que someterse y que comenzará en breve.

“Me siento fuerte. Vamos a ganar a esto, y le digo a todas las mujeres que están en la situación de tener un cáncer de mama que estamos juntas, que estamos en muy buenas manos con el sistema de sanidad que tenemos. A mí me gusta cuando en una carrera entran los corredores juntos y de la mano… pues esta carrera la vamos a terminar todas juntas cogidas de la mano”, ha recalcado Zamora.

Por otro lado, la alcaldesa ha reconocido el trabajo realizado por la Hermandad de Alarcos y de los diferentes trabajadores municipales que supieron gestionar en todo momento la situación provocada por las lluvias en el inicio de la romería este domingo y que impidió que la llegada de la Virgen de Alarcos a su ermita fuese como lo es habitualmente. No obstante, la alcaldesa ha señalado que “llovió y la romería pudo transcurrir con la devoción que siempre ha tenido la Virgen de Alarcos”.

La alcaldesa ha estado acompañada del alcalde en funciones, Nicolás Clavero; varios miembros del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real; concejales del grupo Popular; la delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real; Carmen Teresa Olmedo; el director provincial de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, Francisco Pérez, y el vicepresidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, Manuel Martínez López-Alcorocho.