“Vox es necesario en las negociaciones si PP y Ciudadanos quieren un cambio en Ciudad Real”

Carlos Monteagudo Ciudad Real
José Antonio Ruiz-Valdepeñas / J. Jurado

José Antonio Ruiz-Valdepeñas / J. Jurado

El bloque de la derecha con los nueve concejales del PP, los tres de Ciudadanos y el de Vox sumarían un posible pacto para gobernar el Ayuntamiento de Ciudad Real, pero sería necesario el acuerdo entre las tres formaciones, ya que la suma de PP y Cs no daría para formar gobierno.

“Vox es necesario en las negociaciones si el PP y Ciudadanos quieren un cambio en las políticas y en el gobierno de Ciudad Real”. Así de contundente se ha mostrado el único concejal electo de Vox en el Ayuntamiento de Ciudad Real tras las elecciones del pasado domingo, José Antonio Ruíz-Valdepeñas, quien considera “fundamental” que ellos también entren a negociar el posible pacto, ya que la formación es necesaria para materializar un posible pacto entre el Partido Popular y Ciudadanos con el objetivo de que Paco Cañizares, el candidato ‘popular’ sea alcalde de la capital provincial.

En declaraciones a Lanza, Ruíz-Valdepeñas cree que no se puede dar de lado a las casi 2.600 personas que el pasado domingo votaron a Vox en Ciudad Real, máxime cuando la formación que a nivel nacional dirige Santiago Abascal es necesaria para materializar un ‘pacto de derechas’ en la capital provincial y “sacar a Pilar Zamora y al PSOE del Ayuntamiento”.

El concejal electo de Vox comenta que “sería impensable que el PSOE siguiera gobernando en Ciudad Real después de haber tenido el PP y Ciudadanos en la mano un posible entendimiento con nosotros”. Por ello, Ruíz-Valdepeñas espera que “esa no sea la decisión final” de Eva María Masías, número uno de Ciudadanos en la capital.

En este sentido, Ruíz-Valdepeñas ha querido dejar claro que “Ciudadanos es quien tiene la decisión de que haya un cambio en Ciudad Real o de que Pilar Zamora y los socialistas continúen gobernando”.

Sobre las declaraciones de Masías de no pactar con “ningún partido populista y con ningún extremo”, Ruíz-Valdepeñas y Vox no se dan por aludidos, ya que “nuestro partido no es ni extremo ni populista”, al tiempo que añade que “cualquiera que lea nuestro programa electoral lo comprobará”.

Por todo ello, Ruiz-Valdepeñas destaca que “si no hay ningún entendimiento ni ninguna negociación con ellos, difícilmente podremos colaborar”, pues entiende que “no podemos sumarnos a estos dos partidos sin conocer sus propuestas, sus programas y sin que ellos asuman también parte del programa de Vox para mejorar Ciudad Real”, por lo que espera poder reunirse a tres bandas “pronto”, ya que “no podemos apoyar un proyecto de dos partidos que no te dirigen la palabra”, asevera.

Vox, necesario para que el PP gobierne

A pesar de que el pasado domingo el PSOE de Pilar Zamora fue el ganador de las elecciones municipales con diez concejales, la socialista no suma los suficientes apoyos de izquierdas para poder gobernar, ya que no le dan para reeditar el pacto con Unidas Podemos que ha perdido dos de los cuatro ediles que tenía . En cambio, el bloque de la derecha con los nueve concejales del PP, los tres de Ciudadanos y el de Vox sí sumarían un posible pacto, pero sería necesario el acuerdo entre las tres formaciones, ya que la suma PP y Cs no daría para formar gobierno.

Posibles pactos

La alcaldesa en funciones y candidata socialista aboga por un pacto con Ciudadanos ya que representa “la voluntad mayoritaria” de los vecinos de Ciudad Real, por lo que anunció de manera oficial el ofrecimiento a la formación naranja de comenzar las negociaciones.

De su lado, el candidato del PP a la Alcaldía de Ciudad Real, Paco Cañizares, admitió, durante la noche electoral, que quiere intentar gobernar, por lo que dijo que mantendrá contacto con Ciudadanos y Vox para ver si pueden sumar fuerzas atendiendo a una decisión ciudadana que “tiene que ser explorada y atendida”.