El delegado del Gobierno ve “beneficioso” para la región los nuevos objetivos de déficit del Ejecutivo nacional

Lanza Ciudad Real
Manuel González Ramos en una imagen de archivo

Manuel González Ramos en una imagen de archivo

El delegado ha señalado que la nueva medida también permitirá a los Ayuntamientos con superávit destinar más fondos a gasto social.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha valorado como “beneficioso para Castilla-La Mancha” los nuevos objetivos de estabilidad 2019-2021 que ha presentado el Ejecutivo de Pedro Sánchez y que ofrecen mayor margen fiscal, especialmente a comunidades autónomas y Seguridad Social. Manuel González ha recordado que “estar a favor de los nuevos objetivos significa estar a favor de que haya más recursos para sanidad, educación, servicios sociales y pensiones. Estar en contra, equivale a mayores ajustes y, por lo tanto, perjudica al Estado de bienestar”.

Con los nuevos objetivos, las Comunidades Autónomas tendrán 2.500 millones más de margen fiscal en 2019 gracias a la relajación del déficit de dos décimas. Además, también se relaja una décima el objetivo para 2020. De este modo, Manuel González Ramos ha incidido en que “son dos años consecutivos con más margen para fortalecer el Estado de bienestar”.

El delegado del Gobierno ha señalado que “tener un mayor margen fiscal también beneficiará a los ayuntamientos ya que el Gobierno podrá ser más ambicioso a la hora de reformar la regla de gasto o de permitir que un mayor porcentaje de su superávit se destine a políticas sociales”.

González Ramos ha mostrado su confianza en que el PP, con mayoría en el Senado, “no tumbe esta medida ya que estaría perjudicando sobre todo a las Comunidades Autónomas, que tendrían que hacer un mayor esfuerzo para cumplir el déficit al perder esas dos décimas de margen, que también perdería la Seguridad Social”.