La Diputación Ciudad Real recurrirá la anulación de una oposición interna y alega que se convocó de acuerdo con sindicatos

E. Press Ciudad Real
Jacinta Monroy es la diputada de Personal G.G.

Jacinta Monroy es la diputada de Personal G.G.

La vicepresidenta de Personal de la Diputación de Ciudad Real, Jacinta Monroy, ha anunciado que la institución recurrirá la sentencia conocida este lunes que viene a anular la convocatoria de una oposición que contaba con 68 plazas de promoción interna, alegando que se reservaron un total de seis de las plazas convocadas para postulantes de fuera de la institución y recordando que se puso en marcha dicha convocatoria tras un acuerdo tomado por unanimidad en el seno de la Mesa de Negociación de la institución y de la mano con sindicatos.

En declaraciones a Europa Press, Monroy ha explicado que la sentencia recoge la necesidad de dejar plazas de libre acceso más allá de la promoción interna, pero la Diputación “dejó seis plazas, con lo que ya se cumplía con la normativa”.

Monroy ha defendido que se cumplió con los trámites tanto de realizar la convocatoria de forma consensuada con los sindicatos como de contar con asesoramiento jurídico, razón por la que presentarán recurso al Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Declarado la nulidad

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Ciudad Real ha declarado la nulidad de las bases de la convocatoria del concurso-oposición para promoción interna aprobadas por la Junta de Gobierno de la Diputación de Ciudad Real el 10 de julio de 2018, tal y como ha informado en nota de prensa la letrada que interpuso la demanda.

Según explica, la sentencia viene a declarar “ilegal” la convocatoria al haberse reservado la totalidad de las 68 plazas convocadas a los funcionarios que ya trabajaban en la Diputación “y restringir así el acceso a la función pública al resto de ciudadanos”.

Según señala la abogada la Diputación “intentó en el acto del juicio, sin éxito, defender la legalidad de la convocatoria sin aportar, a criterio del juez, ni una sola justificación solvente ni suficiente del porqué de su actuación”.