Las cooperativas de Ciudad Real cerrarán el año vinícola con una “buena” liquidación

Julia Yébenes Ciudad Real
Cooperativas y bodegas han mejorado sus ingresos en la presente campaña / Elena Rosa

Cooperativas y bodegas han mejorado sus ingresos en la presente campaña / Elena Rosa

Organizaciones agrarias y entidades vinícolas han coincidido en subrayar a lanzadigital los espléndidos resultados comerciales del ejercicio vinícola que termina, -por el menor volumen de producción y la subida de precios-, con apenas reservas en sus instalaciones.

Cuando faltan escasas semanas para que se inicie la vendimia en Ciudad Real y en toda Castilla-La Mancha, bodegas y cooperativas están cerrando el balance anual 2017-2018 (31 de julio) con menos existencias y unas inigualables perspectivas de producción para hacer el enlace con la próxima campaña.

Organizaciones agrarias y entidades vinícolas han coincidido en subrayar a lanzadigital los espléndidos resultados comerciales del ejercicio vinícola que termina, -por el menor volumen de producción y la subida de precios-, con apenas reservas en sus instalaciones.

Los resultados permitirán pagar a los socios productores “buenas” liquidaciones.

El portavoz sectorial vitivinícola de Cooperativas, Juan Fuente, confirma la venta en Castilla-La Mancha de tres de los cinco millones de hectolitros que han hecho bajar el volumen de existencias en España, un dato “positivo” de cara al enlace con el nuevo ejercicio.

Recuerda que se prevé en la región una cosecha de calidad excepcional y una producción en “los valores de la media”, con 23,8 millones de hectolitros de vino y mosto, que supondrán un 22,3% más respecto a los 19,53 millones de 2017. Se sumarán a los 6,7 millones de hectolitros de vino de existencias en Castilla-La Mancha, tras caer un 20% (en la campaña anterior fueron casi 8,5 millones).

Las operaciones de la temporada que acaba, y las expectativas de la próxima “nos hace ser optimistas” en cuanto a las posibilidades de trabajar con rentabilidad en los mercados, aunque los precios hayan empezado a cotizar a la baja en las últimas semanas.

Según Fuente, “si no nos anticipamos, podremos operar a precios rentables y estables”.

De la misma manera, el portavoz de la organización que representa más del 75% de la producción y transformación vitivinícola de Castilla-La Mancha, considera que con la llegada de la nueva campaña el sector podrá recuperar los mercados “más inestables”, los de los vinos más baratos o de gama más baja que se venden en tetrabrik o bag in box, cuyo consumo “se ha visto retraído”.

Más positivo está siendo el comercio del canal de vino etiquetado y con Denominación de Origen, que “está subiendo” en ventas y consumo, y que “no tiene por qué bajar” ni en exportaciones ni en España.

Precisamente, Fuente apunta que a nivel nacional el mercado del vino  “se está recuperando” tras “tocar fondo en 2016”, y tiene unas claras expectativas de crecimiento “por la buena marcha de campañas publicitarias como ‘Marida mejor tu vida con vino’ de la Organización Interprofesional del Vino Español (OIVE)”.

De su lado, Rafael del Rey, director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), ha indicado que hasta mayo las bodegas y cooperativas de la región guardaban con 11,5 millones de hectolitros de vino y mosto, 2,8 millones menos que en la pasada temporada. Esta cantidad representa una caída del 19% respecto a 2017, cuando se contabilizaron 14,3 millones de hectolitros.

Todo vendido

El presidente de la cooperativa tomellosera Virgen de las Viñas, Rafael Torres, ha confirmado el buen balance del año vinícola en la entidad, que se ha quedado sin existencias porque “está todo vendido”, aunque falten por retirar algunas partidas.

La campaña comercial “ha sido muy positiva” desde el punto de vista económico, y permitirá a los socios cobrar una “una buena liquidación”, a pesar de la caída de los precios de las últimas semanas.

Ha recordado que la sociedad vinícola, la de mayor dimensión en Europa en su sector, obtuvo, en la campaña que se cierra, 200 millones de kilos de uva, y 160 millones de litros de vino y mosto, un volumen que verán crecer en la próxima temporada, por el escenario ideal en cuanto al estado vegetativo de las viñas.

Mínimo histórico de existencias

La Cooperativa Nuestro Padre Jesús del Perdón, de Manzanares, también se encuentra en la tesitura de crecimiento de beneficios, aunque todavía no hayan acabado el ejercicio (lo cierran el 31 de agosto) y tengan los cálculos hasta junio.

“La  campaña ha sido extraordinaria y las proyecciones de liquidación son muy buenas”, apunta Félix Cano, el presidente de la entidad.

La también conocida como Bodegas Yuntero alberga “un mínimo histórico de existencias”, con toda su elaboración de vinos y mostos vendida a precios rentables. Tanto es así, sostiene Cano, que el montante de facturación será de 60 millones de euros, una cifra “récord” en la compañía, que en la campaña anterior ingresó 46 millones.

En opinión de Cano, las altas cotizaciones de los vinos, sobre todo en el mercado de la exportación, se debe a la menor producción registrada el año pasado en el norte de España, y en países productores como Francia e Italia.

La subida exponencial de los precios ha hecho que con 105 millones de kilos uva obtenidos en la actual campaña, un 6% y seis millones de kilos menos sobre la anterior,  hayan tenido un incremento de 15 millones más en la facturación.

La próxima vendimia de esta entidad se iniciará en torno al 20 de agosto, con unos días de retraso respecto a 2017, que fue “seco y caluroso”.

El 5% por salir

Por su parte, el presidente de Bodegas El Progreso, Jesús Julián Casanova, también confirma unas existencias mínimas, en su caso del 5% de su elaboración.

Esta situación, a pesar de las últimas retiradas lastradas por la bajada de precios, será “positiva” para el enlace de campaña en la entidad vinícola villarrubiera. “En tinto prácticamente no nos queda nada, y de blanco vendrá justo para llegar a la próxima campaña”.

En el caso del grupo vinícola Vidasol, compuesto por cinco cooperativas de Ciudad Real y Toledo, cuya presidencia ostenta también Casanova, el escenario es similar, con volúmenes escasos de stock y excelentes perspectivas en la calidad de la uva y los vinos nuevos.

900.000 litros comercializados

El gerente de Bodegas Arúspide, de Valdepeñas, Francisco Alcántara, ha coincidido en que el presente año comercial “ha sido bastante bueno”, con unas ventas de unos 900.000 litros, una cantidad ligeramente superior a la que comercializaron en la campaña 2016/17.

En su caso, los beneficios no han sido al 100% por los precios de las uvas que compraron a sus proveedores, también con incrementos, “por lo que no hemos podido absorber del todo la variación”.

Con todo, indica que las operaciones han sido fluidas, tanto a nivel nacional como en terceros países. Bodegas Arúspide vende, principalmente, en Europa, Japón y Rusia, y también trabaja en EEUU, Canadá o China.

Las previsiones de la nueva campaña se presentan más que esperanzadoras, según Alcántara, a tenor “del estado de las viñas” y de una producción “buena” en calidad y cantidad, “sino cambia la climatología”.